• 1

«Se levantará la suspensión de la DUI si se aplica el artículo 155»

El president, arropado por el PDeCAT, promete culminar la desconexión usando sus tiempos.

  • El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), junto al conseller de la Presidencia Jordi Turull (i), y el presidente del grupo parlamentario de JxS, Lluís Corominas (d), al inicio de la reunión extraordinaria del consell nacional del PDeCAT. EFE/Toni Albir
    El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (c), junto al conseller de la Presidencia Jordi Turull (i), y el presidente del grupo parlamentario de JxS, Lluís Corominas (d), al inicio de la reunión extraordinaria del consell nacional del PDeCAT. EFE/Toni Albir
Javier Gallego.  Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de octubre de 2017. 03:09h

Comentada
Javier Gallego.  Barcelona. 18/10/2017

El tímido compás de espera abierto por Carles Puigdemont el 10 de octubre tras los ocho segundos que duró su declaración de independencia se acaba. El PDeCAT se prepara para reaccionar ante la inminente aplicación del artículo 155 de la Constitución y no dudará en arropar al presidente de la Generalitat para que active los planes de ruptura una vez el Estado ordene intervenir Cataluña. «Si el Estado aplica el 155, tendrá toda la complicidad del partido para levantar la suspensión», confirmó la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, en alusión a la decisión de Puigdemont de dejar sin efectos el «mandato» surgido del fatídico simulacro de referéndum del 1-O.

El presidente de la Generalitat no quiso defraudar a los suyos y se comprometió a no desfallecer a pesar de las presiones que está recibiendo y de los castigos judiciales a los que se expone por desbordar el ordenamiento jurídico. «Habrá más represión, pero seguiré adelante», prometió a puerta cerrada, para certificar a continuación que levantará la suspensión de la declaración de independencia si Mariano Rajoy decide activar el artículo 155 de la Constitución. Pascal, por su parte, pidió al partido apoyar a Puigdemont para que culmine la desconexión usando sus tiempos.

Según fuentes presentes en el consejo político extrarodinario que celebró ayer el PDeCAT, los neoconvergentes se conjuraron para colocarse sin fisuras al costado de Puigdemont en un momento de fuertes tensiones con ERC y la CUP. Se enterraron todas las discrepancias internas del PDeCAT y sólo tomaron la palabra la coordinadora general, Marta Pascal, y el propio Puigdemont. No hubo ninguna petición de palabra por parte de los consejeros nacionales y se trazó una sola una línea: no activar la proclamación de la República catalana mientras el Estado «no llegue hasta el final» con la aplicación del artículo 155. Hasta entonces, según Pascal, la apuesta es el «diálogo» con el Gobierno.

Por otro lado, la dirigente neoconvergente, que no quiso avanzar detalles de la carta que enviará hoy Puigdemont para responder al requerimiento de Mariano Rajoy, también salió a desmentir a todos aquellos que atribuyen a su partido la voluntad de convocar elecciones. En todo caso, y pese a considerarlo «malas intenciones de algunos», concedió que la hoja de ruta con la que se presentó Junts pel Sí –coalición que forman PDeCAT y ERC– prevé unos comicios constituyentes.

De ahora en adelante, el PDeCAT intentará reforzar su proyecto ideológico después de muchos meses aparejado a la CUP, una sociedad que disgusta a importantes sectores del partido heredero de Convergència. Para marcar distancias, Pascal anunció una convención ideológica que se celebrará en la primera quincena de noviembre para comenzar a diseñar la República catalana.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs