MENÚ
martes 26 septiembre 2017
11:16
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

La prueba del nueve de Zidane y el Real Madrid

Tiempo de lectura 4 min.

12 de septiembre de 2017. 17:06h

Comentada

Ronaldo es el nombre más repetido los últimos días en Valdebebas. Cristiano como solución a los últimos empates del Madrid y como remedio ante la falta de un delantero centro puro tras la lesión de Benzema. Con un jugador así, que suma más de 60 goles por temporada, un nueve puro no es necesario. El problema es cuando se junta la sanción al portugués, con la lesión de Benzemá y con un par de malos resultados: “Está muy contento de volver a jugar porque es lo que le gusta. Sólo quiere jugar al fútbol y estamos contentos. Está muy fino físicamente y con todo lo que se ha hablado está muy bien de cabeza”, ha explicado el entrenador del Real Madrid, antes del partido de mañana contra el Apoel. Ronaldo puede jugar, pero no podrá hacerlo el domingo en San Sebastián. Tiene ahí un problema Zidane y lo sabe. “No podemos hacer nada hasta enero” ha dicho, hablando del mercado de invierno. “Cuando miras a los jugadores que teníamos, sobre todo a Morata y Mariano, y ahora sólo ves a Mayoral puedes pensar que falta un nueve. Me hubiera gustado que se quedase Morata, pero él quería jugar más y le respetamos”, ha explicado. En pretemporada, en la gira en Estados Unidos, hubo un día que Zidane aseguró que la plantilla era peor y que necesitaba un nueve de garantías como Morata. Es decir esa combinación casi imposible de delantero que te asegura goles importantes y en cantidad, pero que a la vez, está dispuesto a permanecer muchos encuentros en el banquillo sin quejarse. Es un paradoja irresoluble, es casi imposible de encontrar un futbolista contrastado dispuesto a ser suplente tres cuartos de la temporada. “No hay que darle más vueltas y vamos a encontrar una solución”, ha asegurado Zizou. Es la hora del entrenador, de buscar soluciones: “Estáis aquí para hacer vuestro trabajo y yo para hacer el mío lo mejor posible. Teniendo esta plantilla, y con tantos partidos, podemos hacer muchas cosas. No va a cambiar mi idea. Me interesan mis jugadores. Respeto lo de fuera, pero no va a cambiar lo que quiero hacer”, ha contado. Es decir, que va a seguir con las rotaciones y va a buscar una solución al partido de Anoeta. Lo más probable es que Bale sea el delantero centro. O quizá Mayoral: “Creo mucho en él. Es joven y tiene hambre. Nos vamos a apañar con lo que tenemos y lo vamos a hacer bien, estoy convencido”.

No espera Zidane que contra el Apoel se repitan los empates de los últimos partidos. Para Zidane y para el club han sido dos partidos puntuales, que tenía que haber ganado el Real Madrid, pero que no lo hizo. “Nos pasó igual el año pasado cuando empatamos varios partidos consecutivos y no estamos preocupados, al contrario. No podemos estar contentos con los resultados, sobre todo el último, pero así es el fútbol. No vamos a cambiar. Vamos a seguir haciendo nuestro trabajo. Durante la temporada pasan estas cosas”. Es muy pronto para preocuparse y el partido contra el Apoel no preocupa. Otra cosa es el próximo domingo, frente a la Real, que no ha perdido ni un punto en Liga.

Red de Blogs

Otro blogs