• 1

Los padres de Nadia, «escandalizados» por la imputación del juez

Los Mossos buscan nuevas imágenes en otros 13 pendrives, 7 tarjetas de memoria, 3 discos duros y otros terminales informáticos

  • Imagen de Nadia junto a su padre, Fernando Blanco
    Imagen de Nadia junto a su padre, Fernando Blanco / Facebook
larazon.es.  Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

11 de enero de 2017. 15:54h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 11/1/2017

Los padres de Nadia, la niña cuyos padres están siendo investigados por una presunta estafa en la recaudación de fondos para tratamientos de la tricotidistrofia que sufre la menor, están "escandalizados, ofendidos y molestos" por la noticia de que los Mossos d’Esquadra han encontrado imágenes de «carácter sexual» de la niña en uno de los «pendrives» incautados a la familia.

Así lo ha indicado Alberto Martín, que ejerce la defensa del matrimonio formado por Fernando Blanco y Margarita Grau en declaraciones a COPE y «Espejo Público». Martín, que reconoció que se enteró de la noticia por los medios de comunicación y que no había podido ver ni los archivos ni las fotografías, añadió que "nos hemos visto sorprendidos (por las fotos)", y que se personará este jueves en el juzgado para poder acceder a las mismas.

El abogado ha asegurado que los progenitores de Nadia niegan que la existencia de esas fotos: "Dicen que es falso, inconcebible e insisten en que la niña es para ellos toda su vida, que no han hecho nada que le perjudique, mucho menos en el ámbito sexual y sostienen que las únicas fotos que existen se han hecho en el ámbito personal".

El tío de la menor, hermano de Margarita, explicó en "Espejo público" que Alberto no es capaz de hacer esas cosas y que, a pesar de no conocer las imágenes, aclaró que los padres de Nadia le hacían fotos a la niña de forma periódica para comprobar la evolución de los problemas dermatológicos y los efectos de los fármacos y pomadas utilizados para contrarrestar las consecuencias de la enfermedad. De hecho, reconoció que él mismo había ayudado en ocasiones al cuidado de la niña y que le había aplicado las pomadas en las zonas afectadas, aunque matizó que eso no significaba que lo hiciera con ánimo sexual.

Contenido de las imágenes

Las próximas horas serán fundamentales en la aclaración de los hechos porque aunque los Mossos fueron bastante prudentes a la hora de hablar del material encontrado, el propio juez de la Seu d'Urgell (Lérida) decidió investigar a los padres por provocación y explotación sexual. Esta decisión la toma después de que el pasado martes le entregaran un pendrive con las imágenes, un pendrive que le fue incautado al padre de Nadia cuando pretendía escapar a Francia.

Una vez localizado este material, los investigadores han iniciado un protocolo para saber si las imágenes han sido compartidas por internet o si ya figuran en alguna página web de pronografía. Así, han pedido autorización al juez para poder analizar otros 13 pendrives, 7 tarjetas de memoria, 3 discos duros y otros terminales informáticos incautados. Estos dispositivos serán rastreados en busca de nuevas imágenes y se intentará dilucidar si más material de este tipo que fuera borrado.

El magistrado ha decido investigarles por provocación y explotación sexual porque en las imágenes no aparece la menor desnuda sola sino que está acompañada por algún adulto. Según desveló "Espejo Público" podría haber dos tipos de imágenes. Unas, en las que aparecerían los padres de la menor manteniendo relaciones sexuales delante de la menor. Y otras en la que la niña aparecería desnuda y acompañada de un adulto.

Para aclarar esto, el juez ha citado a declarar a los dos investigados el próximo viernes. Tras estas comparecencias, el magistrado tendrá que decidir si mantiene el régimen de visitas de la madre -que vive cerca de sus hermanos en Mallorca, que cogen a Nadia-

La Unidad Territorial de Investigación del Pirineu Occidental de la policía catalana ha entregado al juez archivos cuyo contenido puede ser constitutivo de "delitos de elaboración y tenencia de pornografía infantil, así como de exhibicionismo y provocación sexual", según el comunicado. El juez considera que el hallazgo no es una simple sospecha, sino "la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual".

Derivas insospechadas

Asimismo, Valentín Anadón, mosso d' Esquadra y portavoz de la Federación Profesional de Seguridad Publica Catalana (SAP - FEPOL), ha admitido también en declaraciones a Cope recogidas por Europa Press que el caso de Nadia está "adquiriendo una serie de derivadas insospechadas" tras el descubrimiento de fotografías. Según ha indicado se están encontrando pruebas que "ayudan a cuadrar el puzzle" y que parece que "presentan nuevos tipos delictivos".

En su opinión, "es algo desagradable y lamentable", al tiempo que ha alabado el esfuerzo de los investigadores que se han empleado de manera minuciosa al estar "un menor implicado". Según ha explicado, la investigación aclarará si se "trata de explotación infantil o un mero tema de exhibicionismo. Habrá que ver si el contenido de las imágenes es explícito o si intervinieron terceros".

Ha pedido, no obstante, que se respete "el derecho a la libertad y la dignidad de la menor" haciendo especial hincapié en el tratamiento que puedan hacer los medios de comunicación.

Riesgo de Fuga

La Audiencia de Lleida ha acordado hoy mantener en prisión provisional al padre de Nadia, Fernando Blanco, ante el riesgo de fuga, que el tribunal cree que puede incrementarse por la gravedad de las penas que afronta por la supuesta estafa con las donaciones para el tratamiento de la menor.

En un auto fechado el pasado lunes, 9 de enero, la Audiencia avala la decisión del juez de instrucción de enviar a Blanco a prisión, aunque no entra a valorar los nuevos delitos de explotación sexual por los que se investiga a la pareja, dado que la causa no contaba aún con el informe que los Mossos d'Esquadra remitieron ayer al juzgado tras hallar fotografías de contenido sexual de la menor en archivos informáticos de sus padres.

En su escrito, la sección primera de la Audiencia de Lleida coincide con el titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu d'Urgell (Lleida) y considera que existen "suficientes indicios" para sustentar que los investigados "convirtieron la beneficencia como su medio de vida", sirviéndose para ello de su hija menor de edad, para engañar a los donantes, que les daban dinero pensando que iría destinado al tratamiento de su supuesta enfermedad rara.

Para la sala, los investigados "crearon un entorno dirigido a recaudar y conseguir fondos y recursos económicos que supuestamente eran necesarios para sufragar el tratamiento médico de una enfermedad muy poco común, denominada tricotiodistrofia, que le había sido diagnosticada a su hija menor de edad", lo que les permitió recaudar más de 900.000 euros, de los que 313.748 han quedado bloqueados.

"Aquellos fondos -señala la Audiencia- no se destinaron al fin para el que se habían obtenido sino que, por el contrario, aparentemente se utilizaron para el propio y exclusivo beneficio de los investigados, defraudando presuntamente con ello la confianza de centenares de personas o de instituciones que desinteresadamente habían efectuado aquellas entregas y donaciones con el único propósito de colaborar con el tratamiento médico de su hija".

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs