• 1

Trump amenaza en la ONU con la «destrucción total» de Corea del Norte

El líder de EE UU cuestiona también el pacto con Irán y advierte a Maduro de represalias si insiste en «imponer un régimen autoritario»

  • El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

Tiempo de lectura 4 min.

20 de septiembre de 2017. 10:08h

Comentada

El presidente Donald Trump pronunció ayer en el plenario de la Asamblea General de la ONU un discurso incendiario en el que amenazó con la «destrucción total» de Corea del Norte en caso de que no abandone sus objetivos nucleares. En una intervención de 43 minutos, Trump justificó el aviso porque Corea del Norte representa «una amenaza para el mundo entero que podría traer una impensable pérdida de vidas humanas». Ayudado en la redacción de su discurso por el consejero Stephen Miller, uno de los máximos representantes del ala más conservadora de la Casa Blanca, Trump proclamó el respeto a la soberanía nacional como pilar básico de su política exterior en su debut ante la ONU, pero abundaron las críticas al dictador norcoreano Kim Jong Un, del que dijo: «El hombre cohete está en una misión suicida consigo mismo y su régimen». Escuchado en la primera fila por los diplomáticos norcoreanos, que tomaron notas del discurso, el presidente de Estados Unidos también advirtió de que «si se nos obliga a defendernos ya sea por nosotros o por nuestros aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente Corea del Norte».

«En Estados Unidos no buscamos imponer nuestro modo de vida a nadie», exclamó Trump para, a continuación, contradecir esa máxima con amenazas al «pequeño grupo de regímenes rebeldes» a los que considera «un flagelo» para el planeta, porque «no respetan ni a sus propios ciudadanos ni los derechos soberanos en sus países», afirmó el mandatario, acompañado por su esposa Melania.

Si bien Trump agradeció a Rusia y China su apoyo en la última ronda de sanciones contra Pyongyang, al mismo tiempo criticó que estos dos países mantengan sus relaciones comerciales con Pyongyang. «Es indignante que algunas naciones no sólo comercien con el régimen, sino que le armen, suministren y apoyen de forma financiera un país que pone en peligro al mundo», indicó el presidente de Estados Unidos, que advirtió que está dispuesto a actuar en solitario.

Una vez despachó la crisis de Corea del Norte, dirigió su atención a Irán, a la que considera una «nación canalla», y reincidió en sus críticas sobre el pacto nuclear que Obama suscribió con Teherán y otras cinco potencias. «El acuerdo es una vergüenza para Estados Unidos y creo que no habéis oído lo último sobre ello», subrayó el mandatario dando a entender que habrá novedades. Trump alentó un cambio político en el país al decir que «los regímenes opresivos no pueden perdurar siempre». Seguido de forma atenta por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, que sonrió cuando Trump atacó a Irán, el presidente de Estados Unidos apuntó que «el mundo no cumplirá con el acuerdo si Irán proporciona más cobertura a la construcción de un programa nuclear».

En la última parte de su discurso, el presidente de Estados Unidos dirigió su atención a Latinoamérica, con mención especial para Venezuela. «Estados Unidos está dispuesto a tomar más medidas si el Gobierno de Nicolás Maduro sigue por este camino de imponer su régimen autoritario sobre el pueblo de Venezuela». Trump defendió que el régimen chavista «ha destruido una nación próspera al imponer una ideología fracasada. Ha producido pobreza y miseria en todas partes donde lo ha intentado», indicó en clara referencia al socialismo. «La situación es completamente inaceptable y no podemos esperar y mirar, ya que somos un vecino amigo y responsable», recordó.

Apelación al nacionalismo

Países como Rusia o China quedaron fuera del discurso de Trump, quien tampoco habló del cambio climático pese a iniciar su intervención con una mención a los «devastadores huracanes» que han golpeado en las últimas semanas a su país y al Caribe. Sí quiso advertir Trump de los peligros de la «migración descontrolada» y abogó por ayudar a los refugiados «lo más cerca posible de sus países», en lugar de reasentarlos en Estados Unidos.

Muchas zonas del mundo están hoy en conflicto «y algunas, de hecho, se están yendo al infierno», exclamó Trump al anotar que la solución de los desafíos actuales pasa por promover «naciones fuertes, independientes y soberanas», con un «resurgimiento de sus espíritus, su orgullo, sus pueblos y su patriotismo».

Desde Caracas, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó que, según su interpretación, las declaraciones de su homólogo estadounidense durante la Asamblea General de la ONU significan una amenaza de muerte hacia su persona. «La amenaza que ha hecho hoy y ayer Donald Trump yo la sé interpretar correcta y exactamente y quiero decírselo al pueblo: Donald Trump hoy ha amenazado de muerte al presidente de la República Bolivariana de Venezuela», dijo desde el palacio presidencial en cadena obligatoria de radio y televisión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs