Ruedas pelig.rosas
La enseñanza-online: ¿una oportunidad?

Más dela mitad de los más de 16.000 universitarios que hay en España con algún tipo de discapacidad estudia en la Universidad a Distancia (UNED), lo que da idea de la gran oportunidad en cuanto a su formación que este tipo de enseñanza ofrece a un colectivo que tiene en las barreras uno de sus mayores problemas para desenvolverse en la sociedad. Poder hacerlo en casa a través de sistemas no presenciales ayuda, desde luego, a elevar el nivel formativo, y conseguir una alta preparación universitaria que favorezca la integración laboral, pero yo tengo mis dudas de que acudir a este tipo de enseñanzas signifique ni de lejos normalizar la vida de las personas con discapacidad.

Ante todo decir que yo soy una enamorada de la UNED, una Universidad que te permite ser autodidacta, ir a tu ritmo y sobre todo aprender a descubrir las cosas antes que a memorizar unos apuntes que te dictan en unas clases masificadas de la Universidad presencial. De hecho en la Universidad a Distancia realicé estudios a mayores cuando ya estaba trabajando, y la considero "mi Universidad" por encima de otros centros.

Pero la enseñanza a distancia, o la moderna educación on-line de hoy día, debe ser una opción personal que cada persona pueda elegir en un momento de su vida pero no forzado por una discapacidad que le impide acudir a un centro presencial. Los centros universitarios, todos, públicos o privados, no sólo deben tener sus instalaciones adaptadas para poder acoger a alumnos con alguna discapacidad, sino que además deben ofrecer los servicios que estas personas requieren para desenvolverse con normalidad. Junto a esto, es necesario un buen sistema de transporte público hasta los campus universitarios que pueda ser usado por todos.

Una vez que nuestras universidades cuenten con la infraestructura básica y necesaria, es el momento de valorar de forma positiva que la mitad de los universitarios con algún tipo de discapacidad estudien en la UNED. Significaría que habría un elevado número de personas con discapacidad que ha decidido aumentar su formación compaginándola con su trabajo o cursando una segunda titulación, que es el alumno tipo de estos tipos de centros.

De no ser así, y si la enseñanza on-line es la única manera de acceder a unos estudios para este colectivo, difícilmente las personas con discapacidad se van a integrar, pudiendo provocar este tipo de estudios un aislamiento si cabe mayor.

Por otra parte, en la era 2.0 que vivimos, los numerosos cursos on-line que se ofrecen por internet desde plataformas autodenominadas centros de formación on-line, y que atiborran a publicidad a sus posible objetivos como si fuesen sus salvadores, son en gran parte una especie de estafa para los posibles alumnos y un gran negocio para los "profesores".

Así funciona, por ejemplo, el centroformativopaumar.com: envía publicidad a posibles objetivos de su campus virtual de una serie de cursos de ofimática. Al alumno que compre uno de estos cursos se le proporciona una clave, para que entre en una página donde tiene que ir pinchando en numerosos enlaces para ver el contenido. Al acabar de pinchar en todos los enlaces de un tema hay una serie de preguntas tipo test para comprobar si se ha aprendido algo. Los temas no se pueden bajar, no se pueden imprimir, de hecho ni se pueden ver a la vez en la pantalla más de quince o veinte líneas juntas. Si surge alguna duda, se puede enviar un correo y esperar a que te contesten como mínimo en 48 horas. Nada de chat, ni de ningún tipo de contacto on-line. Al cabo de un tiempo la clave ya no funciona. Si has pinchado en todos los enlaces, aunque ni lo hayas leído, y contestado bien algunas preguntas, pinchas en el enlace final y te sale un PDF con tu nombre y una firma que acredita que hiciste un curso de ofimática. Ni te molestes en solicitar el contenido del curso en papel para tener la documentación.

En resumen un buen negocio: colgar en internet con limitaciones de acceso unos cuantos temas de, por ejemplo, un curso de Photoshop, y dedicarse ya sólo a recibir los ingresos.

De verdad que alguien puede pensar que ésta es una oportunidad de formarse o de Educación para una persona con discapacidad?

La enseñanza-online: ¿una oportunidad?

Ruedas pelig.rosas

El ocio también tiene derecho a ser accesible. Os sorprenderéis con lugares o rincones curiosos que a priori pueden parecer infranqueables para una persona en silla de ruedas. El mundo de la discapacidad tiene aquí una voz.

Sobre el autor

Ruedas pelig.rosas
Ruedas pelig.rosas

El ocio también tiene derecho a ser accesible. Os sorprenderéis con lugares o rincones curiosos que a priori pueden parecer infranqueables para una persona en silla de ruedas. El mundo de la discapacidad tiene aquí una voz.

@pelig_es
Archivos