Ruedas pelig.rosas

El ocio también tiene derecho a ser accesible. Os sorprenderéis con lugares o rincones curiosos que a priori pueden parecer infranqueables para una persona en silla de ruedas. El mundo de la discapacidad tiene aquí una voz.

  • La tecnología protésica llega a las mascotas
    La tecnología protésica llega a las mascotas
  • El empeño y cariño de los dueños ha revolucionado el mundo de ayudas técnicas
    El empeño y cariño de los dueños ha revolucionado el mundo de ayudas técnicas
  • Los aparatos para perros son en su base similares a los que usan las personas
    Los aparatos para perros son en su base similares a los que usan las personas
  • El abundante material ortopédico para mascotas no es asequible a todos los bolsillos
    El abundante material ortopédico para mascotas no es asequible a todos los bolsillos
  • Por internet es fácil encontrar páginas con explicaciones para hacer silla de ruedas caseras para perros
    Por internet es fácil encontrar páginas con explicaciones para hacer silla de ruedas caseras para perros
  • Gracias a estos avances muchos canes no son sacrificados y siguen muchos años junto a su dueño
    Gracias a estos avances muchos canes no son sacrificados y siguen muchos años junto a su dueño

La hora de las mascotas

true

Sobre el autor

Emerre

Empeñada en encontrar rincones accesibles para todos. Pesadilla de los escalones, de las puertas estrechas, de las barreras de todo tipo. Pero sobre todo, de la intransigencia y la intolerancia. Puedes leer más en www.pelig.es

Los avances de siglos en prótesis y material ortopédico para personas con movilidad reducida llegan a las mascotas. Las nuevas tecnologías envueltas con el lugar cada vez más importante que ocupan los perros en nuestras vidas son la motivación principal para que los animales con algún problema de movilidad también comiencen a desarrollar su vida con normalidad gracias a las ayudas técnicas.

La lucha "a contracorriente” durante muchos años de las personas con discapacidad física ha ido dando su fruto a lo largo de los tiempos. Ya nadie se extraña de ver una silla de ruedas que se pliega para entrar en un vehículo, unas prótesis que permiten hacer atletismo a un corredor que le falta alguna extremidad, o niños con artilugios extraños en su cuerpo jugando en el parque con sus amigos.

Ahora los medios tecnológicos ya permiten crear y adaptar aparatos para fortalecer la movilidad de nuestro perro o gato. El motor principal de todo esto se debe a las personas y a sus propias experiencias. El hombre siempre se ha caracterizado por tener que luchar y seguir adelante. De ahí proviene la idea de supervivencia en aplicación a las hoy queridas y adoradas mascota. El ser humano ha logrado concienciarse y adoptar una sensibilidad especial hacia los animales.

A pesar de la diferencia en la fisonomía de perros y hombres, las características de estos aparatos innovadores para animales son similares a los creados para personas. Las ayudas técnicas para los animales se dividen principalmente en dos grupos. Por un lado las prótesis caninas que sustituyen directamente a un miembro amputado, y por otro, las ortesis (silla de ruedas) que permiten ayudar y dar soporte al movimiento de los miembros del perro. Es sorprendente la cantidad de estos aparatos que ya se van viendo por las calles y que permiten a numerosos perros por todo el mundo llevar una vida de calidad junto a sus dueños.

Si hay algún aspecto negativo de este trasvase de la tecnología de hombres a mascotas es su precio. En el mundo animal no hay ayudas. Los dueños de los perros deben pagar de su bolsillo cualquier aparato que necesite su mejor amigo. Según www.ortocanis.com el precio de una prótesis para este animal es de unos 765 euros para un perro grande. Si el perro es mediano o pequeño el precio disminuirá en proporción de peso y altura. En los perros medianos constaría alrededor de 435 euros aproximadamente, y si el cani es pequeño, unos 299 euros.

Y precisamente como no todo el mundo puede permitirse una silla de ruedas o prótesis para su mascota, en internet hay numerosas páginas que explican cómo hacer una silla de ruedas “animal” casera. En una de ellas describen con todo tipo de detalle el material necesario, todo fácil de conseguir: un poco de caño de 1,5 de PVC para desagüe, dos ruedas del tipo del carro de hacer la compra, tiras de tela para el arnés y pegamento.

En definitiva, que la tecnología y los nuevos medios han dado el salto a las mascotas después de siglos de historia. Porque en el mundo antiguo ya se denotaron unos claros indicios ante la ausencia o falta de movilidad. En Kazajstán fue hallada una huella de prótesis de persona del año 2300 a. C. En Egipto fue encontrado un príncipe con una pierna atrofiada y que se apoyaba en una muleta del año 2000 a. C. Y de este mismo país también apareció la primera mano artificial, en este caso en el año 1400 a. C. La primera silla de ruedas surgió en el año 530 a.C y fue en Grecia. En este caso usaron una cama a la que colocaron ruedas. Pero en sí, la primera silla de ruedas fue creada para Carlos V de España en 1595 por un inventor desconocido que acoplaba ruedas a un sillón con reposapiés.

Unas primeras manifestaciones ortopédicas que hoy veterinarios y dueños adaptan a las mascotas y les permite tener una vida digna sin discriminación. Gracias a la sensibilidad humanitaria se salva a miles de animales, se evita que muchos perros acaben sacrificados por tener un problema en sus patas y se logra que deje su propia huella de acero en el tiempo.

ruedaspelig.rosas@pelig.es

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs