MENÚ
martes 17 octubre 2017
05:26
Actualizado
El Tiempo
  • 1

174 días

Tiempo de lectura 2 min.

24 de abril de 2013. 08:01h

Comentada

Desde aquella trágica madrugada del primero de noviembre del año pasado en el Madrid Arena hasta esta misma mañana de finales de abril de 2013 han transcurrido 174 intensos días. Y cinco meses y 23 días después estamos (casi) todos en el mismo sitio, porque el pabellón reabre hoy sus puertas, pero con distinto tiempo y sensibilidad ya que nada se mantiene igual en el recinto que ha marcado para siempre a cinco familias y de paso a la historia del ocio nocturno de esta ciudad. Nunca una feria de la construcción, y más en tiempos de crisis post burbuja inmobiliaria, habría centrado ni el 10 por ciento de la atención que nos despierta esta edición de Bigmat. Por un lado está el morbo informativo, supongo que inevitable, de volver a ver a la gente pasar y pasear por la instalación de la que llevamos hablando todos los días el último medio año. Incluso por el mismo pasillo que hemos visto tantas veces en los videos de la tragedia. Pero por otra parte también está esa cierta sensación de normalidad, una vez superadas las obras y mejoras, de ver que somos capaces de recuperar una instalación de la calidad del Madrid Arena. O qué tendríamos que hacer, ¿tirarlo abajo? Qué nunca más un empresario sin escrúpulos pueda alquilar una instalación para hacer fiestas con el aforo sobrepasado sobradamente. Esa es una de las principales lecciones del Madrid Arena. Pero que reabra sus puertas es básicamente una buena noticia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs