MENÚ
domingo 17 diciembre 2017
01:13
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Joan Margarit

Tiempo de lectura 4 min.

15 de julio de 2017. 22:22h

Comentada
Josep Ramón Bosch 15/7/2017

ETIQUETAS

Cuatro pensadores y humanistas catalanes destacaron entre los siglos XV y XVI como autores de un relato catalán profundamente implicado en la concepción hispana. Ellos fueron, el archivero del Reino Pere Miquel Carbonell autor de las «Chròniques de Espanya fins ací no divulgades», el consejero real y erudito Jeroni Pau que escribió la obra «De fluminibus te montibus Hispaniarum», el teólogo y profesor Onofre Manescal que redactó «Sermón del Serenissimo señor don Jaime II e historia de la pérdida de España» y destaca por encima de todos, el Obispo de Girona, el primer renacentista y humanista de España, Joan Margarit autor de la imprescindible obra «De Origine regum Hispaniae te Gotorum» y sobretodo el «Paralipomenon Hispaniae libri decem», cuya introducción dice «Esta obra sobre las cosas olvidadas Hispania. El hecho de que no se haya dicho nada sobre sus orígenes nos impone a los hispanos una gran oscuridad, como si estuviésemos en los confines del mundo, y digno de gloria haber asumido el esfuerzo de esta obra, ya que mediante esta veo que se da esplendor en nuestro país». Ellos tejieron la historiografía catalana y fueron los padres intelectuales del concepto de Cataluña que sobrevivió hasta la eclosión del falso nacionalismo catalán. Joan Margarit, nació en Girona el 1422. Obispo, cardenal, escritor hispanista y uno de los más importantes representantes del humanismo latino en Cataluña. A finales del siglo XV fue nombrado embajador del Papa Nicolás V y del rey Alfonso en el Vaticano, en 1453 fue nombrado obispo de Elna, lo que le obligó a volver a Cataluña y le permitió empezar su carrera política oficial como miembro del brazo eclesiástico en las Cortes de Barcelona de 1454 a 1458. Militó en el bando del rey Juan durante la Guerra Civil que le enfrentó con la causa del príncipe Carlos de Viana, y participó activamente en algunos combates, como en la defensa y protección de Juana Enríquez. Margarit fue nombrado consejero real y tuvo una intensa actividad política en las tierras de la Corona del rey Fernando II. Margarit relató el pasado de Hispania con pasión, tejiendo lazos de la unidad de España en tiempos de la imperial Roma y terminada con la Reconquista, narrando con esplendor el pasado común. Para elaborar el Paralipomenon Hispaniae estudió en profundidad las historias y las Geografías de nuestra tierra legadas por Estrabón, Líbio y César, y fue el precursor de la nueva historiografía hispánica, y como erudito supo transmitir un profundo sentimiento hispánico sin deformar la herencia clásica, brillando con luz propia la dedicatoria que dirigió a los reyes católicos: «Al subir al trono de sus padres y progenitores ha vuelto con su lazo matrimonial en las Españas Citerior y Ulterior aquella unidad que desde el tiempo de los romanos y los visigodos había perdido... Mi deseo surge del puro amor a mi patria a la que quisiera dar un esplendor merecido; y me complace que este ensayo llegue justamente al tiempo en que la España de Hércules y de Aníbal, de Trajano y de Teodosio, parece que resucita y sale a una nueva e inmensa luz». Sin lugar a dudas fue Joan Margarit el ideólogo del ideal humanista de España, abanderando un patriotismo sano, afianzando su catalanidad como la prueba indiscutible de su hispanidad. Puigdemont es otro gerundense que quiere laminar siglos de historia común.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs