MENÚ
jueves 21 septiembre 2017
10:03
Actualizado

Pedro VS. Pedro

Tiempo de lectura 2 min.

20 de junio de 2017. 01:39h

Comentada

ETIQUETAS

Pedro ya reina en el PSOE. Lo hace con el 70% de los votos de los delegados y el silencio de un 30% de críticos que le recordarán que aunque apele a la voluntad de los militantes, la mitad de ellos no lo quería otra vez al mando de la nave. Ahora será interesante ver qué hace el bisecretario general de diferente para mejorar los resultados de sus dos últimas elecciones. De momento insiste en un gobierno alternativo a tres sabiendo que no es posible, en el reconocimiento de España como una nación de naciones, lo que requiere de un cambio en la Constitución que va a ser que no porque el PP no está por la labor, y en demoler todo lo que se ha hecho en los últimos años, sin presentar los planos detallados de lo que quiere construir. No parece un equipaje muy consistente para iniciar el viaje, que él sin embargo ve muy avanzado, hacia La Moncloa. Ya veremos. Por delante tiene tres años porque la posibilidad de una moción de censura que prospere sin que antes Rajoy convoque elecciones es ninguna. Si acaso podría aspirar a plantearse una, y solo si las encuestas le fueran muy favorables, a un año vista del fin de la legislatura para reivindicarse como presidente inminente como ya hizo Felipe González. Pero para eso tiene que recuperar a los votantes que un día apostaron por el PSOE pero que se pasaron a Podemos y movilizar a los abstencionistas, y eso solo se hace ilusionando con un proyecto que vaya bastante más allá de la piqueta y del eslogan de «Somos de izquierdas». Sánchez tiene por delante una labor titánica para reconstruir lo que él mismo contribuyó a destruir y lo que es más importante: para asimilar que es el PSOE el que tiene nuevo líder y no él el que es dueño de un partido.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs