MENÚ
lunes 23 octubre 2017
00:09
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Sorpresón Villar

Tiempo de lectura 4 min.

22 de julio de 2017. 00:26h

Comentada

L17 Grande

El deporte es un oficio en el que alguien que tenga talento tiene que demostrarlo continuamente.

–Eso es discutible.

No digo que no.

Federer, 36 años. Gemelos varones y gemelas hembras. Padre a lo grande, por pares. Lo hace todo a lo grande: como padre y como tenista. Wimbledon, para muchos, es el Oscar del tenis, lo cual que Federer lleva coleccionados ocho. Cifra no inalcanzable, pero tan difícil de alcanzar como la de Nadal en Roland Garros (10), para uno el Oscar sobre tierra batida.

–¿Por qué usted, Federer, a sus 36 años, sigue siendo todavía un grande del tenis?

La sonrisa del suizo, como se sabe, es siempre parca. Tímida. Responde:

–Cuido la salud. La vida para mí es salud.

–¿Ha pensado en la palabra retirada?

–Alguna vez. Huyo de ella, sin embargo. No me gusta. Me gusta hacer lo que hago.

Agrega, matizador: sin voluntad, no hay salud.

M18 Dinero

No hay nada más bajamente atractivo que el dinero. Si el Barça es más que un club, Neymar es más que un futbolista. Rico el Barça, y rico ya Neymar a sus verderones y populares 23 años. Y riquísimo el PSG gracias al no menos riquísimo jeque Al-Khelaifi. Este jeque, dueño y señor del PSG, dijo una vez:

–Mi sueño es que el PSG gane la Champions.

Al jeque se le ha metido en las neuronas fichar a Neymar. Y el dinero lo puede todo.

–¿Lo hará?

–Hoy no se sabe. Mañana, Alá dirá.

La cláusula de rescisión, 222 millones, no le acollona.

–Vil dinero.

Neymar es ya jugador maduro, cocido, sabio en tretas y magias con el balón entre los pies. El Real Madrid, esa cosa del «jeque» Florentino Pérez, no ha renunciado al fichaje de Mbappé (18 años), verderón todavía. «Con mucho porvenir, pero sin hacer». Su coste: 130 millones.

–¿No es demasiado, presidente?

–Es un gran futbolista –dice– y el Madrid es un gran club.

¿Lo conseguirá?

X19 Gesto

La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace. El Tour, para los españoles, este año era mayormente Contador, pero Contador no ha podido con el Tour. Contador, sin embargo, ha intentado el gesto, la hazaña. Casi, casi lo consigue. Le fallaron otra vez, sin embargo, las piernas –¿o los años?–. Pundonoroso Contador. Ser feliz siempre, todos los días, es imposible. De todas las maneras, Contador, gracias por tu pundonor.

J20 Ellas

Hay que acostumbrarse. El siglo XXI está siendo el siglo de la mujer. Más bello cada día el sexo «débilmente» bello en el deporte (no sólo en el deporte, claro es). Las futbolistas españolas, en el Europeo que acaba de comenzar, fantásticas. Bravas, imaginativas, fuertes.

–¿Como los hombres?

–Tanto o más.

Si aman el fútbol y aman la belleza de la mujer, no se pierdan el europeo femenino. Lo da la televisión.

Ya lo dijo el poeta: bello el mundo, bellas las mujeres, triste mundo un mundo sin ellas. Y encima, qué bien acarician ellas el balón.

V21 Sorpresón

Los «ángeles» custodios de la ley (jueces, fiscales, guardias...) le han sacado la tarjeta roja con cárcel a Ángel María Villar.

Villar, presunto. España es el país de los presuntos, de los investigados y de los imputados.

–Es que en los telediarios, raro es el día que no te sacan a gente así.

Sorpresón. Para mí, sí. No soy cobarde. «Cobarde en fútbol es quien corre» (Rexach). Cobarde, en la vida, es quien huye de los «amigos presuntamente manchados». Soy amigo de Villar. Le tengo por un hombre de corazón. ¿Estoy equivocado, estoy engañado? Alguien, un día, me dijo:

–A tu amigo Villar, el día menos pensado le va a dar un disgusto su hijo Gorka –me alertó, hace tiempo, un amigo de Villar y mío–.

Siento con dolor lo de Villar. No lo oculto. Toda mi vida he rendido culto a la amistad y a la gratitud. Moriré así, sin cobardía. Perdón por ser como soy.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs