MENÚ
domingo 22 octubre 2017
15:07
Actualizado
El Tiempo
  • 1

«Cada domingo, la Iglesia reúne a más gente que un mitin político»

José Millán Calvo es el párroco de Santa Teresa Benedicta de la Cruz, que protagonizará la próxima retransmisión de La 2. «Ha sido una salida de pata de banco de Podemos, pero nosotros podemos más».

  • José Millán Calvo, en la parroquia madrileña de Santa Teresa Benedicta de la Cruz
    José Millán Calvo, en la parroquia madrileña de Santa Teresa Benedicta de la Cruz
J. V. Echagüe.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de marzo de 2017. 18:14h

Comentada

Quedan tres meses para que los chavales hagan la Primera Comunión. Sin embargo, ayer por la tarde llegaban a la parroquia de Santa Teresa Benedicta de la Cruz, en el barrio de Arroyo del Fresno (Madrid), para confesarse por primera vez en una suerte de «ensayo» antes de recibir el sacramento. El encargado de guiarlos en esta nueva andadura es su párroco, José Millán Calvo. Segoviano, de 76 años que no aparenta, –«me echan más», bromea–, de gran vitalidad –asegura que coge su moto todos los días– y amante de la fotografía –comenta con precisión todas y cada una de las tomas que ilustran este reportaje–. Dirige la parroquia desde su inauguración en 2002. Gracias a la soleada tarde madrileña, las enormes vidrieras filtran una luz no sabemos si celestial, pero sí lo suficientemente intensa como para dotar a la parroquia de una envidiable y fotogénica paleta de colores. No en vano, ha sido elegida para la próxima misa retransmitida por La 2, concretamente el 19. Sí, el programa que vetaría Pablo Iglesias, líder de Podemos. De momento, la estrategia le salió «rana»: la misa del día 12, obtuvo un impresionante 21,3% de audiencia, después de una campaña de movilización en redes sociales en favor de la retransmisión. De 667.000 espectadores pasó a 1,2 millones.

«El domingo noté que había menos gente de lo habitual. Después me enteré de que se quedaron en casa viendo la televisión para que subieran las audiencias», dice el párroco a LA RAZÓN. En la iglesia saben, desde hace tres semanas, que iban a salir en televisión. Al principio, la elegida iba a ser La Almudena, pero, por motivos de agenda, no pudo ser. Debido a que en esa fecha se celebra el Día del Seminarista se buscaba una iglesia que acogiera a aspirantes a sacerdotes, como es el caso de la parroquia de Arroyo del Fresno. José no oficiará la misa, sino el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, aunque le acompañará en el altar junto al rector del seminario, dos formadores, el vicario de la zona y dos sacerdotes de la parroquia.

«Creo que va a venir mucha gente», dice. No sabe si tantas como en la inauguración, que reunió a 2.000 fieles –la iglesia tiene espacio para 600 personas sentadas–, pero muchas. José ha recibido con alegría la noticia de la audiencia cosechada por la anterior retransmisión –«con ese 21,3% me conformo», bromea–, pero ya ha avisado cariñosamente a sus feligreses. «Cuando les anuncié que venía el obispo, les dije: ‘‘No os lo digo para que os quedéis en casa, fumando un pitillo y tomando un café delante de la televisión, viendo cómo es vuestra parroquia, sino para que vengáis, para que forméis parte y seáis unos más’’», relata. Por si acaso, el coro está habilitado por si hubiera «lleno» este domingo.

En su opinión, «privar a la gente de la misa es un error», dice el párroco. «No se puede imponer a todos el criterio de uno. ¿Cuántas personas van a un mitin político? ¿12.000? Sólo en esta iglesia se congregan 2.000 personas en las misas de los domingos. Con cinco como esta, lo superamos. La televisión tiene que reflejar el sentir de la sociedad, y otras religiones también cuentan con su espacio en TVE» –como el «Shalom» judío y el islámico «Medina en TV»–. Y sí, aunque suene «manido», hay «mucha gente que es mayor y no puede salir de casa, están impedidos y lo necesitan como el comer. Un señor que no es creyente me lo decía el otro día: ‘‘Mi madre, con 90 años, no puede ir a la iglesia’’. Es la única manera que tienen de enriquecerse espiritualmente».

En su última homilía, José lanzó un guiño a sus feligreses. Habló de Jeremías, de lo que sufrió al ser señalado porque hablaba por boca de Dios. «Creo que es una salida de pata de banco de Podemos. Pero nosotros podemos –y subraya con fuerza este verbo– más». ¿Intentaría convencer a Pablo Iglesias? «Perdería el tiempo, tiene mucha labia. Y cuando alguien tiene una idea tan clavada es muy difícil darle la vuelta... si no es por la gracias de Dios. No nos convenceríamos, ni yo a él, ni él a mí».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs