viernes, 23 junio 2017
22:03
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Religión

Los seminaristas chinos, perseguidos

  • «Vivíamos y nos formábamos en una habitación», denuncia Tomás Zhang, futuro sacerdote becado a través de la Jornada de las Vocaciones Nativas

«En una misma habitación dormíamos, recibíamos clases y rezábamos ocho seminaristas». Capilla, dormitorio y aula en unos pocos metros cuadrados. Durante un año y medio, éste fue el seminario de Tomás Zhang. «Fue mi primera experiencia de pertenecer a la Iglesia perseguida. Nos cedió tres o cuatro habitaciones. No podíamos salir mucho para no despertar sospechas. Así vivíamos, sin canto ni llanto», explica este diácono, consciente del peaje que ha de pagar por formar parte de la llamada Iglesia clandestina de China.

«Yo prefiero llamarla la Iglesia fiel a Roma», explica este diácono que ha vivido en primera persona el férreo control del régimen comunista que sólo reconoce a aquellos sacerdotes que se muestran afines al sistema. «Al principio éramos una Iglesia, pero el régimen cogió un cuchillo y la dividió. Aunque entre nosotros nos queremos, no hay mucha relación».

Tomás estuvo ayer en Madrid para presentar la Jornada de Vocaciones Nativas, que Obras Misionales Pontificias convoca para este domingo y que busca promover las becas de estudio para los futuros sacerdotes y religiosas en territorio de misión. Precisamente Tomás se está formando en Pamplona: «El hecho de tener que cuidar nuestra fe en lo oculto hace que los sacerdotes tengan poca formación, algo que se intenta suplir con la piedad. Sin embargo, yo siempre digo que si un sacerdote es tonto, tontea a la gente», explica con buen humor.

Falta de libros

«Aunque la fe católica está presente en China desde hace 400 años, lo cierto es que pocos libros se traducen a nuestro idioma. Es una de las grandes urgencias. Por eso necesitamos de la fuente de la ciencia teológica y España es una riqueza». De ahí la importancia de la campaña de las Vocaciones Nativas, cuya recaudación permitió en 2011 en sus estudios a 73.741 seminaristas, un tercio de los futuros sacerdotes que hay en el mundo.

El régimen comunista controla los movimientos de los cristianos fieles a la Iglesia Católica
El régimen comunista controla los movimientos de los cristianos fieles a la Iglesia Católica
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1