sábado, 29 julio 2017
07:25
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Religión
El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro
El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro
Jesús G. Feria

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, inauguró ayer el curso 2015-2016 en la Fundación Universitaria Española con una intervención sobre «Santa Teresa en el mundo de hoy». Recién llegado del Sínodo de la Familia que se clausuró en Roma el domingo, donde fue padre sinodal, y justo un año después de que tomara posesión de la Archidiócesis de Madrid, Osoro, ante un salón abarrotado, propuso a Santa Teresa de Jesús como modelo de verdad, de evangelización y de relación con Dios. «Tenemos que aprender a ser amigos fuertes de Dios, como dijo la Santa. Necesitamos recobrar el espíritu contemplativo, ser hombres de oración y de virtudes. La verdadera revolución que necesita este mundo es la santidad, una santidad provocadora. Por eso, hacen falta santos, porque sólo los santos arreglarán este mundo», dijo en la introducción.

Para el arzobispo de Madrid, una de las propuestas más importantes de la santa andariega para el mundo de hoy es la necesidad de «andar en verdad», ante un mundo que vive «una crisis antropológica, al que le falta estar dispuesto a andar en verdad». En segundo lugar, y a la luz de Santa Teresa, Osoro planteó la urgencia de mostrar la belleza y la alegría de la fe. «La Iglesia existe para evangelizar y se transforma en misionera. Una Iglesia que sale y se descentra porque se centra en Cristo. Al centrarse en Él, descubre la pasión por la misión. Sólo si está centrado en Dios, se puede evangelizar en cualquier lugar», subrayó. Finalmente, Osoro recaló que el hombre no es un ser solitario ante Dios, sino que vive en solidaridad con los hombres.

Tras la intervención, la vicepresidenta de la Fundación Universitaria Española, Lydia Jiménez, agradeció al prelado sus palabras que, según dijo, motivan más a la lectura de Santa Teresa. Finalmente, dio por inaugurado el curso. Le acompañaban en la mesa el secretario del Patronato de la Fundación, Enrique San Miguel, y uno de los patronos, José Manuel García Ramos. También estuvo presente el director de LA RAZÓN, Francisco Marhuenda.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1