MENÚ
jueves 21 septiembre 2017
07:10
Actualizado

Rouco Varela invita a más de 8.000 niños a ser misioneros «valientes» en sus colegios y familias

Europa press.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

21 de febrero de 2014. 18:45h

Comentada

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, ha invitado a más de 8.000 niños y jóvenes de cien colegios de la diócesis de Madrid a ser misioneros "valientes" en sus colegios, familias y su ciudad, durante una misa en la explanada de la Catedral de la Almudena, con motivo de la clausura de la Semana de la Misión Madrid.

"Los niños, los jóvenes cristianos, todos tenemos que ser valientes para que la noticia, la gracia, la bondad y la alegría de Jesucristo llegue a todos", ha subrayado en una homilía que ha estado marcada por la cercanía a los jóvenes presentes.

Rouco Varela ha recordado que la vida, muerte, pasión y resurrección de Jesucristo fue "un acontecimiento extraordinario" y que no ha habido "nada igual en la historia". De hecho, se ha referido a los presentes para indicar que habrán estudiado Historia universal, Historia de España, Historia de Europa e Historia de Madrid, y no habrán visto "nunca" un acontecimiento como el de Jesucristo porque era "excepcional".

Por ello, les ha recordado que es "importantísimo" que la gente lo sepa y les ha exhortado a ser misioneros para dar a conocer a Jesús. No obstante, ha admitido que a veces es "difícil" y a uno "lo rechazan" como lo hicieron con Jesucristo.

"Eso nos ocurre a todos, hay personas, hombres, ideas, realidades del mundo y detrás del mundo también", según ha indicado, que instan a renunciar a Jesús, a hacerse "partidarios del odio, de la muerte, no de Cristo" y, por este motivo, les ha pedido que sean "valientes".

Con la Misión Madrid, según ha explicado, han intentado durante una semana que los niños y jóvenes sepan que merece la pena seguir a Jesús. "Si no, a ver cómo vais a ser felices, buenos, vencedores del mal y de la muerte", ha añadido.

Así, les ha indicado que tienen que vivir "de acuerdo a su fe" y "hacer cosas buenas" como "amar a los padres, a los compañeros, a los amigos, a los profesores y a los niños que no saben qué es el amor" pues, según ha concretado, "llevarles la noticia de Jesucristo es el mejor favor" que se les puede hacer.

"¿Hay niños y jóvenes en Madrid que no han oído hablar de Jesucristo? ¿Hay niños y jóvenes en Madrid que lo pasan mal? ¿Hay niños y jóvenes en Madrid que lo pasan mal en sus casas, en el colegio, jugando? Pues claro que sí que los hay", ha añadido.

Por otra parte, también se ha referido a las personas que han fallecido, como los abuelos, y ha invitado a los jóvenes a rezar por ellos, a pedir a Dios "que estén en el Cielo" pues "el Cielo sí que vale". "Hablar del Cielo está muy bien, no tengáis miedo de hablar de ello, cuando os dicen eso de 'el Cielo no vale', sí que vale. ¿Cómo no va a valer?", ha exclamado.

La Eucaristía, que ha sido concelebrada por los tres obispos auxiliares de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, César Franco y Fidel Herráez, ha comenzado a las 12,30 horas después de un festival en el que los jóvenes han podido disfrutar de canciones, bailes, mimo, humor y representaciones. También se ha hecho una Operación kilo en la Plaza de forma que los estudiantes han llevado alimentos para donar a Cáritas.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs