martes, 27 junio 2017
06:00
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Religión

Rusia prohíbe a los Testigos de Jehová

  • Pasa a ser calificada como una «organización extremista». Serán incautados todos sus bienes y se prohíbe su culto.

Dos Testigos de Jehová
Dos Testigos de Jehová

Tal y como se esperaba, el Tribunal Supremo de Rusia prohibió ayer toda actividad de los Testigos de Jehová al considerarlos «una organización extremista». Además, el alto tribunal ordenó la incautación de todas sus propiedades. De modo que, a partir de ahora, queda suspendida la práctica de ese culto y se disuelve el Centro Administrativo de los Testigos de Jehová en Rusia, así como sus 395 organizaciones religiosas locales distribuidas por todo el país.

«Estamos muy decepcionados por la decisión, ya que está claro que los Testigos de Jehová no son extremistas en Rusia ni en ningún otro país del mundo. Vamos a apelar este fallo», explicó a este periódico David Semonian, el portavoz de los testigos de Jehová a nivel internacional.

«Estamos profundamente preocupados por cómo esto afectará a nuestra actividad religiosa», afirmó en un comunicado Yaroslav Sivulskiy, portavoz de los Testigos de Jehová en Rusia. «Apelaremos esta decisión, y esperamos que nuestros derechos legales y protecciones como un grupo religioso pacífico serán restaurados lo más pronto posible». En concreto, tienen 30 días para presentar su apelación, según explicaron desde la citada organización.

Con este fallo, el Supremo dio por tanto la razón al Ministerio de Justicia, que pidió el pasado 23 de marzo ilegalizar las actividades de los Testigos de Jehová en Rusia. «La organización religiosa muestra indicios de extremismo. Representa una amenaza para nuestros ciudadanos, el orden público y la seguridad de la sociedad», dijo ayer, en declaraciones recogidas por Efe, Svetlana Borísova, representante del Ministerio de Justicia.La funcionaria recordó que dicha organización ha propagado literatura incluida en la lista de publicaciones extremistas y recordó que la prohibición de las transfusiones de sangre que profesan sus seguidores amenaza la vida de las personas.

«No somos extremistas», aseguró a este periódico Roque Pérez, testigo de Jehová en España. «La decisión de Rusia viene promovida por los ortodoxos y las condiciones políticas de allí que llevan tiempo denunciando nuestros hermanos». «No tememos que esta decisión pueda darse en España, ni en la Unión Europea, por la libertad religiosa que hay», afirmó Pérez, que al ser preguntado si aprobarían las trasfusiones de sangre para evitar que puedan ser «perseguidos» en otros países, afirmó que «no, hagan lo que nos hagan, nos multen, nos pongan penas de cárcel... Ningún gobierno está por encima de Dios para nosotros. A Dios lo que es de Dios, y a Césas lo que es del César». Roque explicó que la decisión de Rusia, se une a las persecuciones que están sufriendo «en China, Ucrania, Corea, donde hay hermanos encarcelados desde hace 20 años».

En cualquier caso, el fallo de ayer era más que previsible, dado que el alto tribunal ruso ya respaldó en el pasado el cese de su actividad en varias regiones. Además, Rusia ya había prohibido publicaciones de la organización y, según Amnistía Internacional, 16 miembros ya fueron condenados en 2015 por pertenencia a una «organización extremista».

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1