MENÚ
viernes 24 noviembre 2017
06:36
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Breaking Bad ¿Tras el aumento del consumo de cristal?

La metanfetamina está en alza en nuestro continente. Un debate abierto entre expertos sitúa a la célebre serie de televisión en el punto de mira

  • El protagonista, Walter White, pasa de ser profesor de Química
    El protagonista, Walter White, pasa de ser profesor de Química
Celia Maza / J. V. E..  Londres/Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de noviembre de 2014. 14:32h

Comentada
Celia Maza / J. V. E..  Londres/Madrid. 9/11/2014

Que la realidad supera la ficción es un hecho. Pero que la ficción influye en la realidad no deja de ser menos cierto. Y en este caso, cuando el protagonista de una serie de culto es la metanfetamina, una de las drogas más potentes y destructivas, surgen los problemas. El Observatorio Europeo de la Droga y Toxicomanías advierte de que su consumo se ha incrementado peligrosamente en el Viejo Continente. ¿Qué está ocurriendo? ¿Asistimos a un «déjà vu» de los 80, cuando la heroína saltaba de vena en vena entre los jóvenes? El profesor Ellis Cashmore, experto en cultura de medios de la Universidad de Staffordshire (Inglaterra), ha puesto nombre y apellido al culpable: «Breaking Bad». Según Cashmore, el éxito mundial de esta serie aclamada por la crítica es responsable de la situación que se vive al otro lado del Atlántico. El académico asegura que el hecho de que la trama de un espacio de televisión tan popular gire en torno al también conocido como «shabú» o cristal la convierte instantáneamente en atractiva. Sus palabras no han dejado indiferente a nadie y ha protagonizado las páginas de todos los rotativos británicos. Y es que no puede llegar en un momento más delicado. Después de que un informe redactado por el Gobierno británico haya afirmado que la prohibición de las drogas no reduce necesariamente su consumo, el debate sobre la despenalización ha saltado al primer plano en Reino Unido.

Las conclusiones han provocado un enfrentamiento en la coalición del Ejecutivo. Mientras los conservadores del primer ministro David Cameron insisten en que hay que tener mano dura, los liberales del viceprimer ministro Nick Clegg abogan por lo contrario. Ahora, el incremento significativo del cristal y las explicaciones de Cashmore no hacen otra cosa que echar más leña al fuego. En Reino Unido, la incautación de metanfetamina se ha cuadruplicado en los últimos cinco años. Sólo en los últimos doce meses, las patrullas fronterizas han detectado un auge de un 400% en el contrabando. El «shabú» se ha interceptado en 252 ocasiones, mientras que entre 2011 y 2012 fueron 61. En Inglaterra y Gales, la Policía llevó a cabo 110 incautaciones en su forma no inyectable, mientras que en 2008-2009 fueron 24. Con todo, Alemania resulta la peor parada, con un aumento del consumo del 51%.

«Breaking Bad», cuyo capítulo final se emitió el año pasado, tiene como protagonista a Walter White, un profesor de Química tranquilo, padre de familia, que al enterarse de que tiene cáncer comienza a producir la mejor metanfetamina de Nuevo México para dejar dinero a su familia. Alburquerque, la pequeña ciudad donde se rodaba, ha vivido desde entonces un «boom» turístico, por lo que los expertos han prestado especial atención a las conclusiones del académico británico.

Un episodio real

«A pesar de que no se muestra un lado glamouroso, su inclusión promueve el interés por la sustancia», explica Cashmore a «The Telegraph». «Uno de los protagonistas centrales, Jessie, interpretado por Aaron Paul, es retratado como un adicto y es todo un símbolo sexual en Hollywood. Esto hace que aumente la curiosidad del público», añade. El profesor señala que vivimos en una generación hedonista en la que las personas buscan el placer en varias fuentes, «y cada vez más provienen de formas más ilícitas». «Incluso si un programa como ‘‘Breaking Bad’’ retrata a las drogas en un aspecto negativo y destructivo, todavía hace que aumente más el interés», recalca. Praga es el epicentro de la industria de la metanfetamina de cristal, con el 95% de todos los lotes que se consumen en Europa. Curiosamente, uno de los episodios de la serie se centra en un plan para exportar la droga a República Checa.

En España, su consumo es minoritario: sólo un 0,6% de la población lo ha probado alguna vez, pero en Estados Unidos llega al 1,80%. En Filipinas y Australia supera el 2,10%, según datos de la ONU. Julián Vicente, del Observatorio Europeo de la Droga y Toxicomanías, afirma a este diario que en nuestro país hay otra droga que los consumidores encuentran más «elegante»: la cocaína, de la cual hay una «disponibilidad enorme» en España: una prevalencia del 8,8 % de la población, sólo por detrás de Reino Unido (9%). Algo que provoca que la «metanfetamina tenga problemas de mercado». El «shabú» en España es en realidad una droga consumida por la comunidad filipina. Y, una vez más, la realidad imitó a la ficción: el pasado marzo, una banda desarticulada en Madrid planeaba teñir esta droga de azul aprovechando el «tirón» de la serie. No en vano, el cabecilla era «fan» de Walter White.

Envenena a su madre inspirada en un capítulo

Kuntal Patel, de 37 años, intentó matar a su madre con abrina, un veneno que utilizó inspirándose en la ricina que usó Walter White, protagonista de «Breaking Bad», en un capítulo de esta serie. Patel lo usó porque su madre le prohibió que se casase con su novio. Por ello, la acusada utilizó una dosis de abrina en un refresco light para acabar con la vida de ésta, a la que acusaba de «controladora y egoísta». Pero al ver que no funcionó trató de encontrar una dosis aún más fuerte, según explicó la Fiscalía. El FBI, tras investigar el caso, detuvo a la mujer en enero, pero Patel explicó que compró esta sustancia para quitarse la vida ella, no a su madre.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs