MENÚ
domingo 22 octubre 2017
12:03
Actualizado
El Tiempo
  • 1

El complicado árbol genealógico de las vacas

  • Los investigadores han secuenciado el genoma para averiguar los antecesores de las vacas actuales
    Los investigadores han secuenciado el genoma para averiguar los antecesores de las vacas actuales
EP.  Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

26 de octubre de 2015. 07:14h

Comentada

La ascendencia del ganado domesticado resulta más compleja de lo que se pensaba anteriormente, según informa un artículo que se publica en la revista de acceso abierto ‘Genome Biology’. La primera secuencia del genoma nuclear de un antiguo buey salvaje revela que algunas razas de vacas domésticas modernas, incluida la Kerry de las montañas escocesas e irlandesas, tenían antepasados salvajes que eran británicos, así como de Asia.

Los uros, ‘Bos primigenius’, son una especie de bueyes salvajes extinguida que se extendieron desde las praderas de Eurasia hasta el norte de Africa hace 11.000 años. La domesticación de los uros dio lugar a dos grandes grupos de ganado; ‘Bos taurus’ y ‘Bos indicus’.

Estudios previos han demostrado que el europeo ‘B. Taurus’ desciende de poblaciones asiáticas occidentales de uros. Sin embargo, se sabe poco acerca de la relación entre el ganado domesticado y los uros salvajes en Europa y cómo las poblaciones silvestres han contribuido a la historia evolutiva de las vacas que pastan nuestros campos hoy en día.

Para construir una imagen más clara de la ascendencia de las razas bovinas europeas, científicos del University College de Dublín, en Irlanda, extrajeron material genético de un hueso de un 6.750 años de edad de uros salvajes británicos descubiertos en una cueva en Derbyshire, Inglaterra. A continuación, secuenciaron el genoma completo --su mapa genético-- y lo compararon con los genomas de 81 ‘B. Taurus’ y ‘Bos indicus’ domesticados y la información de un marcador genético de más de 1.200 vacas modernas.

El equipo de investigadores descubrió una clara evidencia de reproducción entre uros británicos salvajes y ganado temprano domesticados. «Nuestros resultados muestran que los antepasados de las modernas razas británicas e irlandesas comparten más similitudes genéticas con este antiguo ejemplar que otro ganado europeo. Esto sugiere que los agricultores británicos tempranos pueden haber repuesto sus rebaños domesticados con uros salvajes», argumenta el autor principal del estudio, David MacHugh, de la Facultad de Agricultura y Ciencias de la Alimentación del University College de Dublín.

También hallaron genes relacionados con la neurobiología y el desarrollo muscular que se asocia con la domesticación de los antepasados del ganado europeo, lo que indica que una parte clave del proceso de domesticación fue la selección del ganado basada en rasgos de comportamiento y de la carne.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs