MENÚ
domingo 22 octubre 2017
03:39
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Hallan nuevas claves sobre el proceso de formación de la Vía Láctea

En un estudio de la Universidad de Granada

  • Image
S.C.  Granada.

Tiempo de lectura 4 min.

04 de septiembre de 2017. 19:25h

Comentada

Un estudio liderado por investigadoras del departamento de Física Teórica y del Cosmos de la Universidad de Granada ofrece nuevos detalles sobre el proceso de formación de la estructura de la Vía Láctea, la galaxia espiral donde se encuentra el Sistema Solar y la Tierra, informa Efe.

Según ha informado la Universidad de Granada, uno de los elementos más comunes que muestran estas galaxias espirales es la presencia de una barra, una acumulación de estrellas en forma alargada que determina la evolución lenta y secular que experimenta la galaxia tras la violenta fusión de estructuras que forma sus primeros componentes.

La investigación, en la que han participado las científicas Isabel Pérez, Estrella Florido y Almudena Zurita junto a otros expertos, ha llevado a cabo estudios de observación que muestran la distribución y características de las estrellas en galaxias espirales barradas, como la Vía Láctea, lo que ha permitido conocer nuevos detalles del proceso de formación de este tipo de galaxias.

Además de la acumulación de estrellas en forma alargada, algunas galaxias, incluida la Vía Láctea, muestran los denominados bulbos (elevaciones o bultos redondeados) en forma de caja o cacahuete, una acumulación de material cuya forma recuerda a estos objetos dependiendo del ángulo desde el que se observe la galaxia.

Las simulaciones hacen creer a los científicos que la presencia de estos bulbos está íntimamente relacionada con la formación de una barra, según la institución académica.

Durante la evolución de una galaxia existe material que se puede acumular en el centro generando una forma alargada.

Bajo las condiciones idóneas, esta estructura puede crecer hasta convertirse en una barra fuerte y acabar experimentando un rápido crecimiento vertical, fase bien establecida teóricamente de evolución de una barra galáctica pero de la que, según los expertos, aún queda mucho por investigar.

La barra continuará evolucionando desde entonces radialmente, dejando en su zona central un bulbo consecuencia de dicho aumento vertical repentino.

Durante estas fases, las estrellas se forman en diferentes localizaciones y se mueven de manera distinta.

Como consecuencia, diferentes regiones o estructuras dentro de una galaxia dada podrían tener estrellas con varias características.

Los investigadores participantes en el proyecto han realizado estudios de observación que muestran cómo se distribuyen y qué características tienen las estrellas en galaxias espirales barradas, claves para confirmar este escenario y para determinar cuándo se formó la barra y el momento en el que tuvo lugar la inestabilidad vertical.

Además, los investigadores han encontrado pruebas a favor de que las barras crecen a partir de material del disco y de que actúan como «cintas transportadoras», mandando material a la zona central desde el disco sin formar estrellas en ellas.

Se trata, mantienen sus autores, de una investigación pionera en el establecimiento de evidencias observacionales de estos fenómenos. EFE

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs