sábado, 29 abril 2017
15:18
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Crimen de la CAM: Las llaves del Porsche sacan de la prisión al yerno

  • El jefe de mecánicos del taller no le vio cogerlas, sino que imaginó que lo hizo.

ETIQUETAS

Miguel Ángel López, ayer, en el momento de salir de la prisión.
Miguel Ángel López, ayer, en el momento de salir de la prisión.

Las llaves del Porsche Cayenne en el que se cometió el crimen han «abierto» la puerta de la celda de Miguel Ángel López, que ha salido en libertad provisional después de consignar una fianza de 150.000 euros. Según el juez de instrucción número siete de Alicante, los indicios que le convencieron para mandarlo a prisión persisten, salvo una modificación esencial: las famosas llaves. Israel Fernández, jefe de mecánicos del taller, afirmó ante los investigadores en su declaración del 9 de enero: «Creo recordar que el 9 de diciembre, el día que mataron de dos tiros a María del Carmen, Miguel Ángel cogió las llaves del vehículo directamente del cajetín donde solemos dejarlas, en el despacho de recepción de taller. Lo que no puedo es precisar la hora con exactitud, pero tuvo que ser a partir de media mañana momento en el que se finalizó la reparación del vehículo». Se trata de una afirmación nuclear porque de ser cierta respondería ala siguiente pregunta: ¿quién movió el coche desde el parking y lo trasladó hasta el lavadero? Las respuesta es obvia: si las llaves las tuvo casi todo el día Miguel Ángel, no queda otra posibilidad.

Sin embargo, Israel acudió a prestar declaración ante el juez y no contó lo mismo. No vio a Miguel Ángel coger las llaves, sino que se imaginó que lo hizo. Así lo reconoce el juez en el auto de libertad al que ha tenido acceso LA RAZÓN: «La existencia de matices respecto a lo inicialmente declarado resulta inevitable, y de cierta trascendencia se aprecia únicamente la introducida en la declaración de Israel Fernández respecto a su primera afirmación acerca del hecho de la recogida de las llaves del vehículo por parte del investigado Miguel Ángel López. Precisó ahora no haber presenciado directamente, sino meramente haberlo supuesto a partir de que Miguel Ángel le anunciara con antelación que se iba a encargar él personalmente ese día de entregar el vehículo a su suegra».

El juez insiste en que nada más ha cambiado y que los indicios sobre la autoría de Miguel Ángel que la Policía le presento se mantiene vigentes. Sin embargo, algunas fuentes apuntan a que, aunque el instructor no lo quiere reconocer de forma pública y menos en un auto, empieza a estar convencido de que el caso se resquebraja. Él lo expresa así: «El avance en la instrucción, si no ha visto desvirtuar los indicios iniciales, tampoco ha aportado apenas nuevos elementos que sustenten adicionalmente la acusación. Además, se está pendiente en la actualidad del resultado de pruebas periciales o documentales de carácter técnico cuya dilación temporal resulta difícil estimar». Entre otras el magistrado se refiere a determinar a quién pertenece el ADN localizado en las palmares y en las uñas de la víctima y a las huellas reveladas en la puerta del Porche.

Miguel Ángel esperará en libertad los resultados, aunque deberá presentarse todos los lunes en ese juzgado, tendrá que hacer entrega de su pasaporte para evitar su huida del país, y cumplir la orden de alejamiento de Novocar, el concesionario en el que se produjo el crimen.

En la comisaría de Policía Nacional de Alicante echan humo con la decisión del juez instructor, José Luis de la Fuente, aunque también surgen voces internas que critican el modo en el que se ha llevado el caso, el momento elegido para la detención y el afán por intentar resolverlo sin pedir ayuda al Grupo Central de Homicidios y Desaparecidos instalado en Madrid.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs