domingo, 20 agosto 2017
05:04
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Educación

Educación / Educación

Los alumnos que no lleguen al cinco también obtendrán el título de la ESO

  • Luz verde al decreto que permite dos suspensos, siempre que no sean en Matemáticas ni Lengua

Más de 1,8 millones de niños cursan actualmente la ESO
Más de 1,8 millones de niños cursan actualmente la ESO

Y a es oficial: el título de ESO podrá obtenerse con menos de un 5 en la nota media. El apto se otorgará también a aquellos alumnos que no hayan superado todas las asignaturas. A partir de ahora se permiten dos suspensos en el expediente, siempre que no sea en Matemáticas o Lengua, y en aquellas comunidades con idioma propio, en la materia de lengua cooficial. Para obtener el de Bachillerato, sin embargo, el alumno deberá aprobar cada una de las asignaturas.

Lo confirmó ayer el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, después de que el Consejo de Ministros diese luz verde al real decreto que establece las nuevas condiciones de obtención de los títulos de ESO y Bachiller. Éstas se plantearon después de que el Gobierno dejara sin efecto académicos las evaluaciones previstas en la Lomce al finalizar cada etapa educativa, las conocidas «reválidas».

Ayer comenzaron a realizarse estas pruebas en toda España con «absoluta normalidad», declaró Méndez de Vigo. Y aclaró que mantendrán su carácter muestral, es decir, que no serán decisivas para la obtención de los títulos, hasta que se apruebe el Pacto de Estado por la Educación, para el que trabaja una subcomisión específica. Dispone de un plazo de seis meses para elaborar un informe de diagnóstico y conclusiones sobre el sistema educativo que sirva para un amplio acuerdo parlamentario.

Mientras que la eliminación del valor académico de las reválida fue aplaudido por el conjunto de la comunidad educativa, las nuevas condiciones de obtención del título de ESO no tanto. El sindicato de profesores ANPE, así como el CSIF y la Federación de Religiosos de España (FERE) se mostraron contrarios de conceder el título de la ESO con dos asignaturas suspensas porque, dicen, supone dar un paso atrás con respecto a lo que se había conseguido en la última reforma educativa.

Tras el anuncio, el ministro aprovechó para «desear suerte» a todos los estudiantes que se enfrentarán antes del 10 de junio al nuevo examen de acceso a la universidad (EvAU, que sustituye a la PAU. A partir de este año, los alumnos sólo se examinarán de las materias troncales de segundo curso. De esta manera, no entrarán los contenidos de Literatura, ni de las Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales, que se estudian en 1º de Bachillerato.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs