MENÚ
domingo 19 noviembre 2017
22:50
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Extirpan un tumor de 59 kilos a un hombre que le dijeron que solo estaba gordo

El quiste tocaba el suelo cuando el paciente se levantaba y le impedía juntar los pies desde hace años

  • El paciente, Roger Logan, muestra su tumor tras la operación
    El paciente, Roger Logan, muestra su tumor tras la operación / AP
David Díez. 

Tiempo de lectura 2 min.

07 de febrero de 2017. 17:54h

Comentada
David Díez.  7/2/2017

Un médico de California extrajo un tumor de unos 59 kilos a un hombre de Mississippi a quien otros médicos le habían diagnosticado que sólo estaba gordo. Roger Logan, de 57 años, fue intervenido para eliminar el quiste no cancerígeno el pasado 31 de enero en el hospital Bakersfield Memorial, donde permanecerá durante una semana o más antes de regresar a su hogar en Gulfport.

El tumor probablemente comenzó a formarse siendo un pelo encarnado que se infectó, se hinchó y desarrolló su propio suministro de sangre, dijo el cirujano de Logan, el Dr. Vipul y brotó de la parte inferior del abdomen hace más de diez años. Los doctores le dijeron en varias ocasiones: "Usted solo está gordo, solo está gordo,"

El quiste creció de una forma tan anormal que le llegaba al suelo cuando Logan se sentaba. "Era como si llevaras colgando tres bolsas de cemento contigo todo el día", explicaba. Logan prácticamente incapaz de moverse, pasaba la mayor parte de su tiempo en un sillón reclinable en una habitación de su casa.

En el momento en que el tumor alcanzó los casi sesenta kilos que pesaba, los médicos le dijeron a Logan que era demasiado arriesgado que le intervinieran quirúrgicamente, dándole sólo un 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir. Pero la esposa de Logan, Kitty, recorrió todo el país para encontrar a un especialista que pudiese realizar la operación. Fue ella quien dio con su médico, que había realizado cirugías similares.

"Ella seguía apoyándome", explicó Logan. "Ella no me dejó abandonar". Finalmente la pareja realizó un viaje de más de 3.200 kilómetros y unas 40 horas a California con una silla atornillada al suelo de una furgoneta. Logan se está recuperando y el jueves pasado fue capaz de caminar por primera vez en años. "Mis pies están juntos", dijo Logan, moviendo los dedos de los pies en su cama del hospital. "No han estado juntos en años." Ahora, solo desean volver a su hogar y reanudar su vida, fuera de un sillón.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs