sábado, 27 mayo 2017
03:05
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

«La manada» en WhatsApp: «Prefiero a una gorda entre cinco que a un pepino de tía yo solo»

  • La Fiscalía solicita penas de 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno de los acusados

Imagen de los cinco acusados de violación
Imagen de los cinco acusados de violación

Los cinco detenidos por abusar sexualmente de una mujer en los Sanfermines crearon un grupo de WhatsApp en el que volcaban todos sus pensamientos, sus intenciones, su relación con las drogas y sus planes para las fiestas antes del "chupinazo". Los jóvenes, para los que la Fiscalía pide 22 años y 10 meses de prisión para cada uno, entraron en la prisión de Pamplona cantando, como si todo se tratara de una broma pesada. Pero nada más lejos de la realidad, estos cinco amigos tenían claras sus intenciones y así lo reflejaron en el citado chat, en el que ellos mismos se hacían llamar "La manada": "Quillo en verdad follarnos a una buena gorda entre los 5 en San Fermín sería apoteósico. Prefiero follarnos a una gorda entre cinco que a un pepino de tía yo solo", indicaba uno de los acusados en un audio de Whatsapp, a los que ha tenido acceso "Espejo público" de Antena 3.

Para cometer estas atrocidades necesitaban la ayuda de los estupefacientes. Así, explicaba uno de ellos en un audio, "Muy importante la droga. Que no se os olvide, que la echaremos en falta después". De hecho, la noche de la presunta agresión sexual, uno de ellos alardea de haberse gastado en drogas los 300 euros ganados en una partida de póker.

Estos audios, que se escucharán el día del juicio, insisten en su objetivo: buscar a una gordita: "En Pamplona las ideas claras, tío. Buscar a gorditas con casa. Gorditas pamplonicas y vamos donde nos vamos".

El abogado ha reconocido que los contenidos de los audios son de "baja catadura moral", pero reitera que en ninguna de las conversaciones se habla de buscar a una víctima para violarla.

La gravedad de los delitos que se les imputan quedó de manifiesto en el escrito de acusación presentado por la Fiscalía. En concreto, pide que cada uno sea condenado a 18 años de prisión por el delito continuado de agresión sexual, otros dos años y 10 meses de prisión por un delito contra la intimidad y otros dos años de prisión por el delito de robo con intimidación (le robaron el móvil con la intención de que no pudiera alertar a las autoridades ni pedir auxilio).

Además, la Fiscalía solicita que no puedan acercarse a la víctima a menos de 500 metros y pide la prohibición de que comuniquen por medio de cualquier vía con ella durante 20 años, así como 10 años de libertad vigilada para cada uno de ellos una vez que salgan de prisión. En cuanto a las indemnizaciones, el Ministerio Público reclama para los supuestos agresores sexuales, como presuntos responsables civiles directos, que indemnicen a la víctima con 100.000 euros por el daño moral ocasionado, así como con 1.531,37 euros al Servicio Navarro de Salud por el coste que se derivó de curar a la joven, prestarle asistencia y administrarle tratamiento farmacológico. Y el pago de una multa de 20 meses y un día, con una cuota diaria de nueve euros y arresto sustitutorio en caso de impacto por el delito contra la intimidad.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs