MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
23:58
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«La manada» se declara inocente por la supuesta violación grupal en los Sanfermines

Los cinco han manifestado ser inocentes del delito de agresión sexual a una joven madrileña, mientras que uno de los acusados se ha reconocido culpable del robo del móvil de la joven.

  •  Un gran número de medios de comunicación se han acreditado para cubrir hoy el inicio del juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra contra cinco jóvenes acusados de una supuestamente violar a una joven de 18 años en los sanfermines del 2016.
    Un gran número de medios de comunicación se han acreditado para cubrir hoy el inicio del juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Navarra contra cinco jóvenes acusados de una supuestamente violar a una joven de 18 años en los sanfermines del 2016. / Efe
J.V. Echagüe,  larazon.es. 

Tiempo de lectura 4 min.

13 de noviembre de 2017. 22:38h

Comentada
J.V. Echagüe,  larazon.es.  13/11/2017

Después de escuchar el relato de los hechos del fiscal, ¿cómo se declaran?». «Inocentes». Así respondieron los miembros de «La manada» al presidente del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra. Fue el momento clave del primer día de juicio por la presunta violación en grupo que perpetraron a una joven de 18 años durante los Sanfermines de 2016. A la derecha del magistrado se encontraba la acusación; a la izquierda, la defensa. Mientras, los cinco acusados se situaron frente al presidente del tribunal. Se enfrentan a 22 años y 10 meses de prisión. Se les acusa de agresión sexual, robo con violencia y un delito contra la intimidad.

El proceso que está teniendo lugar en el Palacio de Justicia de Pamplona y que se desarrollará hasta el próximo 24 de noviembre está siendo hermético. Los acusados llegaron en un furgón policial y entraron por el garaje del edificio para evitar ser vistos o fotografiados. Los abogados de ambas partes ya han declarado que no tienen intención de relatar a los medios lo que está ocurriendo diariamente en las sesiones.

Los cinco llegaron procedentes de la prisión de Pamplona. Tres de ellos llevan detenidos allí desde los últimos 16 meses. Mientras, los otros dos, el guardia civil y el militar, fueron trasladados a este centro penitenciario el pasado viernes procedentes de la cárcel militar de Alcalá de Henares.

La sesión comenzó en torno a las 10:15 horas y se prolongó por el plazo de tres horas y media. Ambas partes presentaron sus alegatos y se discutieron además otras cuestiones de carácter técnico-procesal. Durante los brevísimos momentos en que tomaron la palabra, sólo uno de los acusados, el guardia civil, se desmarcó del resto y reconoció haber «hurtado» el móvil de la víctima. Hay que recordar que, según el relato de la acusación, los jóvenes, después de haber perpetrado la violación en el rellano de un portal, quitaron el móvil a la víctima para que ésta no pudiera pedir ayuda. La defensa considera que este detalle es importante a la hora de dilucidar lo que ocurrió aquella noche. Y es que, de ser así, «no se habría producido robo con violencia», otro de los delitos de los que se les acusa. Según el escrito de la acusación, los imputados bajaron la ropa interior de la joven y le obligaron a realizar felaciones a todos ellos, que también le penetraron, sin usar preservativo, y «valiéndose de su superioridad física y numérica» y de la «imposibilidad» de la joven de «ejercer la más mínima resistencia».

Según testigos que les vieron en la sala, los acusados se encontraban «tranquilos». Sin embargo, desde su entorno resaltan la preocupación con la que están viviendo estos momentos. «Están como cualquier joven de 25 años que se enfrenta a 22 años de cárcel y que cree que es inocente», dicen. Y es que, como se demostró ayer, siguen defendiendo que los hechos ocurridos en aquella madrugada del 7 de julio fueron relaciones sexuales consentidas.

Los abogados de la joven declinaron hacer comentarios sobre su estado de ánimo ante el comienzo del proceso.

Otro de los puntos resueltos ayer fue la petición de la defensa de no admitir la presencia del Ayuntamiento de Pamplona y del Gobierno de Navarra como acusación popular, algo a lo que el tribunal se ha negado. Del mismo modo, el presidente de la sala no ha admitido el cambio de orden en la toma de declaraciones que pretendía el abogado defensor. El letrado Agustín Martínez Becerra, abogado de tres de los jóvenes, quería que sus defendidos hablaran hoy. Sin embargo, los turnos se mantienen y hoy declarará la víctima, C., de 18 años.

Al igual que ocurrió ayer con los miembros de «La manada», C. entrará por el garaje del Palacio de Justicia en furgón policial para evitar ser vista. Está previsto que declare en torno a las 10:00 horas y lo hará por un circuito cerrado de videoconferencia: mientras ella responde a las preguntas en una sala, los acusados podrán ver su declaración en otra dependencia cercana. No obstante, ni siquiera se cruzarán. Como informa a este periódico la Audiencia Provincial de Navarra, la víctima tendrá a su disposición tres horas para responder a las preguntas de los abogados. De hecho, la jornada estará copada exclusivamente por su testimonio y el de la pareja que se encontró con la chica en un banco de la Avenida de Roncesvalles, desconsolada, llorando y en posición fetal. Unos hechos que se produjeron pasadas las 3:27 horas de la mañana, la hora en la que, presuntamente, «La Manada» abandonó a la víctima en el portal tras perpetrar la agresión sexual.

El hecho de que la joven tenga que venir a declarar a Pamplona, y no pueda hacerlo desde Madrid, como previamente había solicitado, ha ocasionado las críticas de varios colectivos feministas. Es el caso de las asociaciones Andrea y Lunes Lilas, que consideran que «el amparo y la protección de la víctima se ha visto alterada por parte de los organismos judiciales al negársele la posibilidad de declarar» desde la capital.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs