MENÚ
domingo 22 octubre 2017
03:39
Actualizado
El Tiempo
  • 1

La familia López devuelve la marca España a San Martín tras el huracán Irma

El huracán Irma y los posteriores saqueos acabaron con el negocio de una familia que distribuía productos españoles en la isla

  • Eduardo López y su mujer
    Eduardo López y su mujer
larazon.es.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de octubre de 2017. 13:55h

Comentada

Eduardo López y su familia se instalaron hace cuatro años en San Martín, una de las islas más lujosas del Caribe. Allí abrieron un negocio en el que vendían íntegramente productos españoles. Eduardo comenzó esta aventura con su mujer y sus cuatro hijos. A lo largo de este tiempo se encargó de la puesta en marcha del establecimiento, de comercializar el producto, de la distribución, de la importación... Hace poco más de tres semanas, todo su mundo se desvaneció en cuestión de horas. El huracán Irma pasó por la isla y lo convirtió todo en un caos. Vientos de 380 kilómetros por hora arrasaron todo lo que encontraron a su paso y provocaron la muerte de 11 personas. Días antes, los habitantes comenzaron a prepararse para intentar sobrevivir al fenómeno meteorológico, uno de los más devastadores de la historia. Eduardo y su familia aseguraron puertas, ventanas, hicieron acopio de alimentos, de combustible, de medicamentos. Incluso compraron un generador para que la nevera no dejara de funcionar si el huracán acababa con la energía eléctrica y pudiera mantener fría la medicación de su hija diabética. Las paredes temblaron, la casa, a pesar de ser sólida, parecía que iba a salir volando en cualquier momento.

Después de tres días encerrados y a pesar de la prohibición de salir a la calle impuesta por los marines para proteger la seguridad de los habitantes de la isla, Eduardo decidió coger su camión y visitar su nave, donde acumulaba 250.000 euros de productos y muchos años de trabajo y esfuerzo. Y su futuro. Al llegar hasta allí, estaba todo destruido, los amigos de lo ajeno habían desvalijado el almacén y se habían llevado todo. No quedaba nada.

Pero pudo ser peor. Eduardo estaba en estado de «shock». Se había quedado sin nada. De regreso a casa, le asaltó un hombre armado con un machete. Se lo puso en la cabeza y le pidió que se bajara. Su rostro era el de un hombre que lo había perdido todo. El asaltante se apiadó de él y le dejó marcharse con su camión.

Por suerte, ha podido contarlo. Una semana después fueron evacuados por los marines. De regreso a España, con dos de sus tres hijos acudió a «Hora Punta» de TVE para compartir su historia. Su primogénito recordó que lo que más le impresionó del huracán fue ver llorar a su padre, algo que nunca había visto y que Eduardo pensó que había conseguido ocultarlo. Pero esas lágrimas fueron el final de una etapa y el comienzo de otra. Eduardo sopesaba no volver porque podría haber otro huracán y volver a perderlo todo. Pero al final ha decidido regresar porque allí se encuentra su hogar, su futuro y el de sus hijos. No será fácil. La isla está empezando a recuperar la normalidad pero queda mucho por hacer, mucho por reconstruir, mucho por trabajar. La familia de Eduardo lo sabe y a pesar de todo reabrirá su negocio de productos españoles y para seguir siendo un representante de la marca España en el extranjero y el único de San Martín. Los dos primeros contenedores de productos ya están preparados para viajar al Caribe. Eduardo volverá a San Martín como la primera vez, con la maleta llena de ilusiones y con el objetivo de seguir compartiendo la riqueza de los productos españoles con los habitantes de la isla.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs