jueves, 17 agosto 2017
05:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Las tapas, ¿Patrimonio de la Humanidad?

  • Méndez de Vigo solicita a la directora general de la Unesco que formen parte de la exclusiva lista de bienes inmateriales reconocidos a nivel mundial.

«Poteo» en el País Vasco y «Alifara» en Aragón son los nombres que recibe la tapa en otros puntos
«Poteo» en el País Vasco y «Alifara» en Aragón son los nombres que recibe la tapa en otros puntos

«El tapeo es lo que gusta». En España y en casi todo el mundo, según dicen los expertos en gastronomía. Tanto, que ayer, el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, se aventuró a proponer a la directora general de la Unesco, Irina Bokova, durante el foro Nueva Economía, que las tapas pasen a ser consideradas Patrimonio de la Humanidad. «Uno va a cualquier parte del mundo, pide tapas e inmediatamente sabe lo que recibe», explicó el ministro. «Vienen de una esfera localista, pero se han convertido en algo que pertenece al idioma universal», dijo sobre este fenómeno culinario que se ha exportado a otros países y que ya puede verse en restaurantes de todo el mundo.

Méndez de Vigo incluso hizo un repaso histórico de lo que ya Quevedo llamó «avisillo» y Cervantes «llamativos» sobre la mesa repleta de tapas de un lujoso hotel madrileño al atribuir al primer alcalde de Madrid, el rey Carlos III, su difusión. Así, para evitar que los soldados cayeran en la embriaguez, dispuso que se colocara encima de cada jarra de vino un pan a modo de tapa para que fuera consumida a la par que la bebida.

Otros, sin embargo, atribuyen la disposición a Alfonso X el Sabio o incluso a los Reyes Católicos.

En realidad, el titular de Educación y Cultura se erigió en portavoz de la petición que ya anunció en marzo pasado el presidente de la Real Academia de Gastronomía (RAG), Rafael Anson, quien dijo que se plantearía formalmente la solicitud de que las tapas fuesen declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial.

En el mundo de la gastronomía ayer se aplaudió la petición de Méndez de Vigo. «Es una buena idea porque las tapas dicen mucho de la gastronomía y de la historia de un país. Cada ciudad tiene las suyas. Antes eran de una elaboración más sencilla pero ahora se sirven muy elaboradas y con calidad suprema», explica Enrique Bous, cocinero del restaurante madrileño especializado en tapas «El Gordo de Velázquez».

«Cada vez hay más gente que quiere tapear, poner en el centro de la mesa cinco o seis cosas a la par, en lugar de pedir un primer plato y un segundo. Nos gusta compartir y cada vez se elaboran más tapas de muchos tipos de cocina: china, hindú, italiana...Y en los catering lo que gusta es el tapeo. Los extranjeros lo que buscan de España es la tapa», añade.

Cada año, desde 2008, la Unesco elabora una lista de tradiciones procedentes de diferentes partes del mundo que conforman el patrimonio intangible de la humanidad.

El kimchi de Corea del Norte, el café árabe, la gastronomía francesa, la elaboración del pan de especias (de jengibre) del norte de Croacia, la dieta mediterránea, el washku o el lentisco griego, entre otros muchos productos, forman parte ya de esta exclusiva lista. Italia presentó hace un mes la candidatura para que también fuese incluida la pizza. Asi pues, la cosa está ahora entre la tapa y la pizza.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs