miércoles, 18 enero 2017
13:39
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Los animales celebran su día grande con la bendición de San Antón

Hoy la madrileña calle Hortaleza ha despertado entre ladridos, maullidos y hablares de otras tantas mascotas que acompañadas por sus dueños han desafiado al frío para recibir la bendición de San Antón, su patrón, encargado de brindarles salud y protección, informa Efe.

Pasadas las nueve de la mañana ya había mascotas esperando a las puertas de la iglesia de San Antón para recibir unas gotas de agua bendita que sirvan como preludio de un buen año.

“Hoy es su día”, ha señalado Josué -uno de los más madrugadores-, quien ha llevado a su perro Piti a recibir la bendición en una jornada “ideal” para su mascota, que este año se ha estrenado ante su patrón dos días después de celebrar su segundo aniversario.

“Es la primera vez que venimos, otros años nos ha pillado trabajando y no hemos podido, pero seguro que volveremos”, ha vaticinado el dueño.

Poco después de bendecir a Piti, el padre Juan, encargado de recibir a las mascotas tras uno de los portones principales del templo, ha resaltado a Efe que en las próximas horas pasarán delante de él animales de todo tipo.

“Serpientes, patos, cerdos, peces, cucarachas, de todo suelen traer”, ha enumerado entre risas el cura, quien seguirá bendiciendo animales hasta “las seis u ocho de la tarde”.

El padre Juan, que ya es todo un experto en animales, considera que con las mascotas “pasa como en todo, como con las personas” puesto que hay unos que se portan muy bien y otros “no tan bien”.

Y tantas mascotas esperaban a ser bendecidas que se ha hecho necesaria la instalación de unas vallas para facilitar la espera de forma ordenada.

Allí aguardaba José Antonio, que ha explicado que acude “todos los años” a este mismo lugar junto a su perro porque es un día especial para él, y precisamente por ello a la hora de comer tendrá una alegría: carne de cordero.

“Hoy le toca comida especial, como a nosotros en Navidad”, ha dicho antes de halagar a un perro que ya es casi uno más en su familia: “Es un salvavidas de la casa, es maravilloso, nos quiere mucho”.

Ganaban en número los perros en los primeros compases del día pero conforme ha ido saliendo el sol han empezado a llegar gatos, como Pizza, la mascota de Elena, que aguardaba callada en su cesta, quizá algo intimidada alrededor de tanto asistente canino.

“Se está portando muy bien”, ha comentado su dueña, que la llevaba por primera vez a la bendición, igual que Cari a su perrita.

“Hoy nos ha tocado madrugar para venir a bendecirla antes de volver para Alicante”, ha dicho la dueña, quien hoy, pese a ser el día grande de su mascota, no se librará de trabajar.

La de hoy es una jornada especial para animales y dueños, muchos de los cuales no escatiman esfuerzos para devolverles a sus mascotas todo el cariño que reciben por su parte el resto del año.

 Pasadas las nueve de la mañana ya había mascotas esperando a las puertas de la iglesia de San Antón
Pasadas las nueve de la mañana ya había mascotas esperando a las puertas de la iglesia de San Antón
Reuters
  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs