miércoles, 20 septiembre 2017
04:05
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Los equipos de emergencia resucitan a un niño de cuatro años

  • El niño no tenía constantes vitales, pero un helicóptero del servicio de salud aterrizó junto a ellos por una casualidad y le salvaron la vida

Imagen de uno de las aeronaves españolas que combaten el fuego en Portugal
Imagen de uno de las aeronaves españolas que combaten el fuego en Portugal

Una casualidad hizo posible el milagro. Una madre huía del incendio con su bebé en brazos y otro hijo de cuatro. El calor era asfixiante. Los tres se dirigías a la sede de bomberos de Pedrógrão Grande, pero no pudieron llegar hasta allí. El niño de cuatro años cayó inconsciente sobre el asfalto caliente. La madre gritaba desesperada en busca de ayuda, el bebé no paraba de llorar y se produjo el milagro.

Un equipo del instituto nacional de emergencias médicas que sobrevolaba la zona cuando la fuerza del incendio les puso en peligro. El piloto buscó una zona en la que aterrizar y localizó un claro junto al parque de bomberos. Tras tocar tierra encontraron a la madre llorando desesperada, junto al cuerpo inmóvil de su hijo. No tenía constantes vitales, pero los sanitarios lograron reanimarlo. Estaba gravemente herido. Su madre y su hermano, también. El niño fue trasladado al Hospital de la Universidad de Coimbra y permanece en estado grave pero con un pronóstico favorable. La madre y el bebé fueron llevados a un centro de salud local y también se están recuperando de las heridas.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs