lunes, 24 julio 2017
14:57
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Los perros perciben a las malas personas

En un centro de Elizondo, en Navarra, los perros ayudan en la terapia de personas con problemas de salud mental y captan sus emociones
En un centro de Elizondo, en Navarra, los perros ayudan en la terapia de personas con problemas de salud mental y captan sus emociones

Todos hemos oído hablar del instinto animal, pero en la Universidad de Hokkaido (Japón) han descubierto que el «olfato» de los perros va mucho más allá de lo que creíamos. Este centro nipón ha llevado a cabo una investigación en la que se demuestra que los canes son capaces de percibir si una persona tiene buenas intenciones u otras más bien poco éticas.

Esto podría explicar el motivo por el que las mascotas a veces ladran a extraños sin motivo aparente, o por qué determinadas razas de perros son buenas protectoras del hogar. «Se produjeron diferentes reacciones de los canes dependiendo de si unos individuos habían sido más o menos agradables con otras personas y también se dieron respuestas negativas de los perros hacia aquellas que se comportaban de manera injusta», explican desde el Departamento de Ciencias del Comportamiento, de la Universidad de Hokkaido. Así, los perros utilizan la información que perciben para decidir cómo responden ante alguien.

Para esta investigación se analizó cómo reaccionaban los animales según la actitud que mostraban los científicos en diversas situaciones. En una de las pruebas, los investigadores intentaron abrir un contenedor. En el primer escenario, uno de ellos permanecía allí pasivamente, mientras su compañero se ofrecía a ayudar. En el segundo intento, el primer investigador permaneció también parado, pero el segundo se negaba a prestarle ayuda.

Al finalizar, en ambas situaciones los investigadores se acercaron a los perros. Tras el primer escenario, los perros tomaron una actitud positiva ante los dos científicos. Pero después de la segunda prueba, los perros ignoraron al sujeto que se había portado de manera desagradable, evitaron que se les acercara. Así, los científicos concluyeron que los perros son capaces de captar a las personas insolidarias o malas; e incluso juzgarlas en consecuencia a su comportamiento.

LA RAZÓN se ha puesto en contacto con la doctora Stefanía Pineda, del servicio de Etología Clínica en la Universidad Complutense de Madrid, para que explique más a fondo este «don» canino. «Hay una tendencia popular a creer que los animales sienten las malas energías, sin embargo, se trata más bien de una cuestión de interpretar nuestro lenguaje. Por ejemplo, cuando una persona tiene problemas emocionales, el perro es capaz de percibirlo porque tiene una gran empatía con los humanos y saben leer nuestro lenguaje corporal, nuestros gestos e incluso nuestro olor, que cambia según nuestro estado de ánimo, a través de las feromonas», aclara la doctora.

En lo que respecta a las reacciones de los canes ante determinadas situaciones, Pineda sostiene que «los perros entienden los gestos que hacemos, por ejemplo nuestras muestras de enfado. Lo que ellos interpretan no es a la persona en sí, sino su conducta y su actitud».

Es realmente asombroso que los canes que participaron en el estudio ignoraran a uno de los investigadores por el simple hecho de que éste no ayudó a su compañero en el experimento. La experta en Etología explica este comportamiento: «Los perros han desarrollado mucho la relación social, entre ellos mismos se ayudan, por ejemplo hacen estrategias de cacería. Sobre todo entre canes silvestres hay una socialización para la caza y ellos rechazan al que no participa o al perro que es agresivo. Como ellos leen nuestro lenguaje, son capaces de identificar qué individuo tiene características parecidas al tipo de conducta que ellos excluyen».

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs