MENÚ
viernes 22 septiembre 2017
16:06
Actualizado
El Tiempo
Ofrece el tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Maria, la heroína que salvó la vida a 12 personas

Ante la imposibilidad de huir, tomó la decisión de refugiarse en un tanque de agua

  • Maria do Céu, durante una entrevista a un medio luso
    Maria do Céu, durante una entrevista a un medio luso
Paco Rodríguez Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

20 de junio de 2017. 14:39h

Comentada

Maria do Céu todavía no ha logrado despertarse de la pesadilla que vivió ayer. Vecina de Nodeirinho, muy cerca del lugar en el que 30 personas murieron carbonizadas dentro de sus coches, se ha convertido en una heroína al lograr que 12 personas se salvaran de morir pasto de las llamas, informa el diario portugués "Correio da Mañá". El fuego acechaba sus viviendas y su marido le dijo que había que llevar a su madre a la furgoneta y alejarse de las llamas. Pero la mujer, de 85 años, no podía moverse y les dijo "dejarme morir aquí". La familia hizo caso omiso a su petición y buscó una solución. A Maria se le ocurrió una brillante idea que, a la postre, sirvió para salvar a su familia y a ancianos y niños que vivían cerca de ellos. María propuso que se metieran todos en un tanque de agua para escapar del fuego y evitar el fuerte calor que desprendía el fuego y que habría acabado con sus vidas en cuestión de minutos. Su marido y su hijo fueron los encargados de trasladar a la anciana. El calor era imposible. Una chica con los brazos quemados llegó para pedir ayuda porque su mujer y su hijo estaban atrapadas en un coche e iban a morir. Lamentablemente no pudieron hacer nada por salvarlos. La mujer era la madre de Bianca, uno de los cuatro niños identificados entre las víctimas, que murió carbonizada en la "ruta de la muerte". En cambio, la madre de Bianca sí pudo salvarse.

Los vecinos se pusieron en contacto con las autoridades, pero les imformaron de que las carreteras estaban cortadas y que tenían tantos frentes abiertos que les era imposible llegar hasta Nogueirinho. "Si no fuera por el tanque, habríamos muerto, parecía una película de terror", indicó María a un medio portugués. La fuerza del viento hacía imposible cualquier intento de escapar y pasaron toda la noche, alrededor de seis horas, metidos en el tanque de agua.

A la mañana siguiente, supieron que habían encontrado 10 cuerpos quemados en el pueblo. La mayoría de ellos eran buenos amigos de María. Todavía buscan a una joven de 21 años, de la que no saben nada desde el sábado.

  • 1
  • 2
  • 3

Red de Blogs

Otro blogs