MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
14:47
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

La contaminación hace hermafroditas a unos peces en el Mediterráneo

larazon.es.  Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

03 de febrero de 2014. 15:16h

Comentada

Científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han descubierto ejemplares de bacoreta (Euthynnus alletteratus) intersexuales (hermafroditas) por primera vez en el Mediterráneo. Una condición que podría deberse a desórdenes hormonales causados por contaminantes ambientales.

El hermafroditismo -o intersexualidad, como se denomina más correctamente a esta condición- consiste en que un mismo individuo presenta características de ambos sexos en sus gónadas u órganos sexuales, algo que puede darse de forma natural y transitoria en aquellas especies que cambian de sexo a lo largo de su ciclo de vida, informa el Instituto Español de Oceanografía.

No obstante, la mayor parte de los casos descritos en la literatura de ejemplares intersexuales en vertebrados están relacionados con desórdenes hormonales, ya sean producidos por problemas durante el desarrollo o por contaminantes ambientales.

Desde la década de los 90 se sabe que compuestos artificiales similares a las hormonas humanas, denominados estrógeno-miméticos, pueden producir intersexualidad en diferentes grupos taxonómicos. Así, existen algunas sustancias plaguicidas como el Dicofol o DDT, ampliamente usadas en el pasado y actualmente prohibidas por recomendación de la Organización Mundial de la Salud, que pueden actuar como estrógeno-miméticos.

Recientemente, como fruto de la monitorización de las poblaciones de bacoreta (Euthynnus alletteratus) en el Mediterráneo, encuadrado dentro del Plan Nacional de Datos Básicos Pesqueros (financiado por la Unión Europea y gestionado por el Instituto Español de Oceanografía), se han detectado dos ejemplares intersexuales de esta especie. Este hallazgo ha sido recientemente publicado en la revista Marine Biodiversity Records.

El artículo, elaborado por el equipo de Túnidos y especies afines del Mediterráneo del Centro Oceanográfico de Málaga del IEO, muestra una baja prevalencia de intersexualidad en la especie. Sin embargo, los ejemplares detectados fueron capturados en dos años consecutivos y recientes de la serie (2011 y 2012) y, además, nunca antes habían sido descritos casos parecidos en la zona. "Esta circunstancia podría indicar un origen antrópico del problema", explican los autores del trabajo. Sin embargo, son necesarios nuevos estudios que analicen los niveles de contaminantes en estas poblaciones y específicamente en ejemplares intersexuales, lo que aportará la información necesaria para aclarar las causas que provocan la aparición de estas anomalías.

Red de Blogs

Otro blogs