sábado, 25 marzo 2017
06:50
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Medio Ambiente

Un río de Andorra se tiñe de color verde fluorescente a su paso por Cataluña

  • El ejecutivo andorrano ha remarcado que los productos que han causado la coloración del río Valira no son tóxicos ni afectan al medio ambiente

Imagen del río Valira esta mañana
Imagen del río Valira esta mañana
EFE

El agua del río Valira, a su paso por Andorra y hasta La Seu d'Urgell (Lleida), ha bajado esta mañana teñida de color verde durante unas horas, un hecho que ha alertado a la población y que el gobierno andorrano ha atribuido a una investigación sobre la contaminación de un manantial.

El gobierno de Andorra confirmó hace casi un año la presencia del norovirus en la Font d'Arinsal (Andorra), el mismo microorganismo que se encontró en las garrafas de agua que intoxicaron de gastroenteritis a más de 4.100 personas en Barcelona y Tarragona en abril pasado.

Andorra ha informado hoy de que el agua verde en el río Valira obedece a las pruebas que se están llevando a cabo estos días en el marco de la investigación de la Font d'Arinsal, tras el brote de contaminación que sufrió este manantial en abril del año pasado y que obligó a clausurar una planta embotelladora.

El ejecutivo andorrano también ha remarcado que los productos que han causado la coloración no son tóxicos ni afectan al medio ambiente, y el color verde de las aguas del río se van degradando a medida que pasen las horas.

Los trabajos sobre el terreno por parte de la empresa francesa Antea Grupo, responsable de los estudios de la Font d'Arinsal, han empezado hoy y las actuaciones consisten en inyectar trazadores específicos en el entorno de la captación de agua para poder evaluar el nivel de vulnerabilidad del pozo.

Por este motivo se utilizan sustancias específicas, ampliamente utilizadas en este tipo de estudios, para identificar los puntos donde se podría haber originado algún derrame que hubiera podido provocar la contaminación.

Ante la alerta ciudadana, el gobierno andorrano ha asegurado que las sustancias utilizadas son inocuas tanto para las personas como para el medio natural y que se diluyen perfectamente al medio acuático hasta desaparecer.

"Es una acción que no tiene más impacto más allá de lo visual", han remarcado desde el gobierno transalpino.

La coloración también ha puesto en alarma al Ayuntamiento de la Seu d'Urgell y a su alcalde, Albert Batalla, que ya ha informado que se ha puesto en contacto con las autoridades de Andorra y con la Agencia Catalana del Agua para conocer los detalles del caso.

El ejecutivo andorrano ha aclarado que ya no se han de verter más colorantes, aunque los trabajos continuarán los próximos días.

Los trabajos sobre el terreno tienen una duración aproximada de entre seis y ocho semanas, y posteriormente la empresa contratada podrá analizar la información recogida para elaborar el informe detallado de resultados.

La previsión es que el informe se pueda entregar en un plazo de entre dos y tres meses, hacia el mes de mayo. Una vez se entregue el informe, Andorra procederá a presentar los resultados, y valorar y evaluar cuáles deberán ser las acciones a emprender.

EFE

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs