sábado, 29 abril 2017
04:43
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Medio año de cárcel por cortar rabos y orejas

  • El primer acusado de la trama «ears», que mutiló a diez perros, podría eludir la prisión al no contar con antecedentes penales.

Medio año de cárcel por cortar rabos y orejas

El juzgado de lo Penal número 3 de Huelva sentó ayer en el banquillo al primer acusado de la trama «ears». Se trata de una operación que comenzó hace un año y que a día de hoy permanece abierta con la cifra de 32 detenidos (seis veterinarios y 26 cazadores). En concreto, se trata de amputaciones de rabos y orejas a perros de caza en tres comarcas de la provincia de Huelva.

La condena (se le acusa de un presunto delito de Maltrato de Animales Domésticos, art. 337 CP, en la redacción dada por la LO 5/2010) se ha resuelto, como infomó el Ministerio Fiscal, con un acuerdo entre las partes. En un primer momento, la Fiscalía pidió una condena de diez meses de prisión, así como la inhabilitación para el ejercicio de oficio, profesión o comercio relacionado con animales por un periodo de dos años. Sin embargo, se ha concluido, por conformidad, en una condena de medio año de cárcel y un año de inhabilitación, según infroma «El Diario de Huelva». Con todo, al no tener antecedentes penales, no se cumplirá dicha condena.

Al acusado se le atribuyen las mutilaciones de diez perros de su propiedad. En la finca «El Casco» se procedió, supuestamente, a la mutilación sin nigún tipo de asistencia ni ayuda veterinaria. Por ello, la fiscal recuerda que es totalmente imprescindible «anestesiar a los animales y extremar el cuidado para evitar daños, sobre todo en zonas como la columna vertebral».

Hace meses, los agentes del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) inspeccionaron la finca del acusado y pudieron observar el estado de los animales. «Tenían heridas en carne viva, infecciosas y larvas vivas, muestras de dolor y evitaban el contacto humano». Tras esta grave situación, los agentes denunciaron los hechos.

Fue entonces cuando el veterinario de la Oficina Comarcal Agraria examinó el cuerpo de los animales mutilados y comprobó la «absoluta incorrección de lo realizado, las heridas, cicatrices e infecciones de los animales». Incluso se detalló que la mayoría de los canes presentaban incontinencia urinaria y uno de ellos dolor crónico.

Finalmente, el acusado ha reconocido los hechos: practicó mutilaciones en diez perros de su propiedad sin asistencia veterinaria ni sedación.

Esta sentencia supone la reducción de la pena casi a la mitad de lo que pedía la Fiscalía de la Audiencia provincial de la ciudad Onubense. Sin embargo, el ministerio Público considera esta condena como una victoria. Por fin se ha hecho efectiva la celebración y acusación de casos de maltrato animal, coincidiendo,solo un día después, con la votación en contra de las amputaciones en el Congreso de los Diputados.

A lo largo del pasado año , las unidades del Seprona constataron un total de 27.778 infracciones relacionadas con los animales. Entre ellas destacan aquellas relacionadas con la normativa sobre la caza y pesca (10.012), infracciones a la normativa sobre animales de compañía (6.268), infracciones a la normativa de sanidad y epizootias (6.118) y aquellas relacionadas con los animlaes y razas caninas peligrosas (2.618). Además, se ha procedido a la detención y/o investigación de 414 personas relacionadas con infracciones contra el ámbito animal.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs