MENÚ
jueves 23 noviembre 2017
15:24
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La familia de Pilar Garrido pedirá que se ratifiquen en España los restos óseos hallados en México

Tras «exhaustivos análisis de laboratorio», las autoridades mexicanas han confirmado que los restos óseos hallados en Tamaulipas corresponden a la española de 34 años Pilar Garrido, desaparecida el pasado 2 de julio

  • Imagen de Pilar Garrido, cedida por su familia
    Imagen de Pilar Garrido, cedida por su familia
Pablo Sánchez .  Ciudad de México.

Tiempo de lectura 5 min.

12 de agosto de 2017. 17:15h

Comentada
Pablo Sánchez .  Ciudad de México. 11/8/2017

ETIQUETAS

La familia de la valenciana de 34 años desaparecida, Pilar Garrido, pedirá otra prueba de ADN en España para ratificar que los restos óseos hallados en México pertenecen a ella, como han confirmado este viernes las autoridades mexicanas. Asimismo, solicitará que las radiografías de los molares encontrados se realicen "cuanto antes" para "confirmar al cien por cien que es ella", según ha avanzado la hermana de Pilar Garrido este viernes en una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Massalavs (Valencia), localidad de origen de la desaparecida.

La madre de Pilar llegó ayer a Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, para seguir de cerca los resultados de la investigación. Allí, las autoridades mexicanas le confirmaron sus peores temores: los restos óseos, pelo y tejidos encontrados el pasado 26 de julio en un paraje abandonado junto a la carretera de Tamaulipas pertenecen a su hija. Esta prueba confirma su fallecimiento aunque plantea muchas otras dudas que los investigadores se comprometen a seguir estudiando. ¿Cómo y cuándo murió Pilar?

Esto es lo que se sabe hasta ahora gracias a la declaración ofrecida por Jorge Fernández, marido de la víctima y único testigo de unos hechos que tardó más de lo normal en denunciar.

La pareja había estado disfrutando, junto con su bebé de 1 año, de unos días en la ciudad costera de la Pesca, municipio de Soto la Marina. Una playa de arena fina enmarcada con el impresionante paisaje de La Laguna Madre, un área protegida de 230 kilómetros de extensión abierta al Golfo de México. Alrededor de las 17:00 horas de la tarde del domingo 2 de julio emprendieron su viaje de vuelta a Ciudad Victoria residencia de la pareja durante los últimos 3 años.

Una distancia de 111 kilómetros que poca gente se atreve a recorrer de noche ante el temor de ser asaltados. Una triste realidad que ya es habitual en la región. Lo confirman unas cifras que hablan de 5.563 casos de personas desaparecidas actualmente en el estado norteño. La guerra entre los Zetas y el cártel del Golfo por el control de un territorio que comparte 370 kilómetros de frontera con Estados Unidos.

Conscientes de los peligros que puede entrañar viajar de noche en este estado, a las 18:00 horas de la tarde la pareja ya estaba a tan solo 50 kilómetros de Ciudad Victoria. En ese momento unas obras en la carretera 75 les obligaron a tomar un desvío que, como más tarde descubrirían les llevaría a una trampa. Observaron como un vehículo «de modelo reciente y color arena» les seguía de cerca hasta el punto que llegaron a cortarles el paso.

En ese momento y de acuerdo a la declaración de Jorge Fernández, «descendieron dos sujetos armados que les pedían que entregaran sus pertenencias y que se bajaran del vehículo. El señor González Fernández refirió que debido a que les informó que traía un menor de edad, le apuntaron con un arma a su esposa, le dijeron que se bajará y se la llevaron en contra de su voluntad».

Pasadas las 18:00 horas de la tarde, Fernández se vio con su bebé en brazos y con su mujer secuestrada por dos hombres a 50 kilómetros de Ciudad Victoria, lugar donde denunció los hechos. Pero no lo hizo esa misma tarde, por algún motivo no presentó la denuncia hasta «la mañana del día 3 de abril» según aseguró a este periódico, Luis Alberto Rodríguez, portavoz de seguridad pública en Tamaulipas. Este hecho provocó un torrente de noticias y teorías al respecto de su presunta implicación en la desaparición de su esposa.

En todo momento la familia de Pilar Garrido rechazó estas teorías asegurando que «ponían la mano en fuego por él». Declaraciones que fueron apoyadas por los investigadores que aseguraron que Fernández «no era objeto de investigaciones» y que estaba colaborando con ellos en todo momento.

No obstante, ante la imposibilidad de corroborar la versión del marido, las autoridades mexicanas abrieron otras líneas de investigación, entre ellas intentar descubrir qué fue lo que hizo desde el presunto secuestro hasta la posterior denuncia de los hechos. Para ello se realizaron pruebas de peritaje en el domicilio de la pareja, en el lugar donde estuvieron hospedados en la playa así como en su vehículo, modelo Honda Civic del 2014. También se ha entrevistado, según asegura Luis Alberto Rodríguez, «a personas que pudieron tener conocimiento de los hechos».

Desde la misma mañana del 3 de julio se desplegó un gran operativo de búsqueda para encontrar a Pilar mientras los investigadores esperaban pacientes una llamada que nunca llegó. En total han sido seis despliegues con grupos de hasta 100 personas que apoyados por unidades caninas y un helicóptero, han estado recorriendo edificios abandonados y diferentes lugares en 5 municipios y 2 localidades de Tamaulipas.

La única pista y prueba que encontraron tras 24 días de búsqueda fue el hallazgo de «una osamenta, pelos y tejidos» a las afueras de la localidad de Villa de Casas. Un lugar aparentemente abandonado a 200 metros de una carretera, y a 10 minutos del lugar donde presuntamente fue secuestrada. Y es que a estas alturas nadie puede confirmar que realmente se tratara de un secuestro, nunca tuvo ese estatus ya que sin llamada de petición de rescate debía ser considerada como «persona desaparecida».

Retrato robot

Todavía no se ha podido encontrar a los presuntos captores. Gracias a la declaración del marido se pudo obtener un retrato robot de uno de ellos, un hombre entre 15 y 16 años de edad, de complexión delgada y de tez oscura, al otro no lo alcanzó a ver. No obstante encontrarles es «un compromiso del Estado de Tamaulipas» según confirma a este diario el portavoz de seguridad pública en Tamaulipas.

Ahora la familia Garrido deberá decidir si quiere repatriar los restos de Pilar a Valencia, un trámite en el que están siendo apoyados en todo momento por la embajada española y el consulado mexicano. Tamaulipas es uno de los estados más castigados por la violencia en México. Entre enero y mayo se han registrado 686 homicidios y 105 secuestros, de los 568 registrados en el país en los primeros cinco meses del año.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs