martes, 22 agosto 2017
00:19
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

«No tengo claro que los restos sean de Pilar»

  • La familia de la española Pilar Garrido duda de que los restos de su hermana puedan haberse descompuesto tan rápidamente. México dice que cuenta con uno de los mejores laboratorios genéticos

ETIQUETAS

«No tengo claro que los restos sean de Pilar»

Sin informes en la mano que certifiquen que el ADN de los restos óseos hallados en un paraje de una carretera de Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas (México), ni una radiografía de los molares de Pilar Garrido, la sombra de la duda sobre el caso sigue planeando para la familia de la española secuestrada el 2 de julio en el Estado mexicano.

El portavoz de seguridad en Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, en declaraciones exclusivas a LA RAZÓN responde a los comentarios del entorno familiar de la joven valenciana y defiende la actuación pericial.

La noticia fue confirmada este viernes, pero todavía hay muchos interrogantes alrededor del caso de Pilar Garrido. Unas dudas que tanto autoridades como familiares confían en resolver lo antes posible. No obstante, en este escenario, las dudas han terminado por enfrentar a dos partes que hasta ahora formaban un frente con un interés común: encontrar a Pilar con vida. Frustrado su objetivo el tono ha cambiado.

«Como españoles no es que desconfiemos pero quiero que mi Gobierno ratifique ese ADN para estar bien seguros» rezaba la última publicación en Facebook de Raquel Garrido, hermana de la víctima. Y continuaba «los huesos van a quedárselos unos días más, sólo espero que no sean contaminados», para concluir con «llevamos 15 días exigiendo unas radiografías molares, mientras todo eso no se produzca no voy a despedir a mi hermana».

El motivo que estaría retrasando el análisis de los molares de Pilar en México, según cuenta la propia Raquel a este diario, sería la intención de realizar unas pruebas más técnicas. «Quieren hacer pruebas mucho más complejas que una simple radiografía, que es lo que nosotros queremos y en lo que se tarda menos de 24 horas».

Todos los esfuerzos de la hermana de la desaparecida están ahora en que se realicen al completo las pruebas pertinentes y en que el traslado de los restos óseos a España se haga de la manera más rápida posible. «Quiero que se saquen cuanto antes de allí. No sabemos más de lo que teníamos constancia desde España, ni cuando se trasladarán. Lo único que nos dicen es que necesitan llevar a cabo “investigaciones para la investigación”», comenta en cierto tono escéptico Raquel que asegura que no tienen claro que los restos sean de Pilar. Este tipo de declaraciones, acompañadas de una rueda de prensa, no han caído muy bien al el Gobierno, de Tamaulipas, que asegura haberse volcada en el caso. En total han sido seis despliegues con grupos de hasta 100 personas, que apoyados por unidades caninas y un helicóptero, han recorrido edificios abandonados y diferentes lugares en cinco municipios y dos localidades del Estado. «En Tamaulipas se ha hecho un trabajo muy profesional, nuestro laboratorio genético es uno de los mejores del país», defiende Luis Alberto Rodríguez, portavoz de seguridad.

Tampoco ha sentado muy bien a los investigadores mexicanos la petición de repatriación de los restos con el principal objetivo de realizar una segunda prueba de ADN. «Entendemos la posición de la señora Raquel Garrido. Está en su derecho de pedir la segunda prueba pero debe saber que aquí en México, y concretamente en Tamaulipas, se ha hecho un trabajo altamente profesional» asegura Rodríguez.

Su condición de extranjera y la intensa labor diplomática de la embajada española ha servido para que esta desaparición no sea tratada como las demás. Como confirma el portavoz «hemos recibido mucho apoyo por parte de las autoridades federales, ellos han aportado un trabajo científico, tecnológico y logístico muy importante». De hecho, la misma policía federal sigue participando de un caso que sigue abierto, ya que «aún tienen que determinar las causas de la muerte y esclarecer de los hechos». Respecto a la insistencia de la familia por una radiografía de los molares de la española, Rodríguez afirma que la petición ya ha sido recogida por el Gobierno mexicano. «El procurador de justicia del Estado, el doctor Irving Tapias, comentó que ya se llegó a ese acuerdo sobre los estudios molares que serán entregados próximamente a la familia». La duda que inquieta a la hermana de Pilar es cuándo. «Están complicándolo un poco todo», asegura con cierto pesar Raquel, cuyo único objetivo es salir completamente de dudas en todo este entramado que se ha formado en torno al infortunio.

« Yo misma fui la que comuniqué a mi madre y a mi cuñado que los huesos supuestamente pertenecían a mi hermana, a pesar de que ellos se encontraban en México a la espera de que se produjese una reunión con la Procuraduría». Ha querido agradecer el hecho de que el Gobierno de Ximo Puig en Valencia, corra a cargo de todos los gastos que conlleve el consiguiente traslado de la osamenta. Una de las teorías que reforzaban las sospechas de la familia Garrido sobre todo lo ocurrido es el avanzado estado de descomposición de un cuerpo en apenas tres semanas. Casi no se encontraron restos óseos, pelos y tejidos.

Las hipótesis que manejan los investigadores, de acuerdo con Rodríguez, es «que las condiciones de calor y el tipo de fauna rapaz y carroñera presentes en la región habrían podido provocar la degradación de los restos».

A pesar de los hallazgos y de la desconfianza de la familia Garrido, las autoridades mexicanas se comprometen a seguir buscando. Algo que reitera el portavoz de seguridad «quedan muchos cabos por atar».

¿Dónde están los culpables? ¿Qué fue realmente lo que ocurrió? Quizá nunca lleguemos a conocer la historia completa. Tamaulipas lidera el ránking de desapariciones a nivel nacional en México.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs