domingo, 28 mayo 2017
08:48
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Sociedad / Reforma de la Ley del Aborto

Noruega defiende la vida... ...con una ley a la española

  • Nueva legislación de la interrupción del embarazo

  • Como el anteproyecto español, el país nórdico prohíbe abortar pasada la semana 22 y reconoce los derechos del feto

Noruega, considerado uno de los paraísos progresistas del continente europeo, también ha decidido atajar el problema del aborto con la promulgación de una nueva ley. Y al contrario de lo que ha ocurrido en España tras la reforma anunciada por el Gobierno, que ha contado con la oposición frontal del PSOE, en el país nórdico ha habido un consenso total entre izquierda y derecha. Del mismo modo que el anteproyecto elaborado por el Ministerio de Justicia español, el Gobierno noruego prohíbe en su texto la interrupción del embarazo a partir de la semana 22 de gestación. De hecho, los médicos sólo podrán intervenir en el caso de que el feto no esté vivo o la vida de la madre corra peligro de muerte. Así, la ley noruega del aborto, muy similar a las que existen en la mayoría de los países de la Unión Europea, establece que un embarazo no puede ser interrumpido después de las 18 semanas de gestación a menos que existiesen razones de peso para ello.

Anteriormente, supuestos como el estado de salud físico o psíquico de la mujer, o el hecho de que fuera víctima de un incesto o una violación, podía dar el derecho a abortar después de la semana 22. Pero ahora todos estos casos extremos ya no se tienen en cuenta, según informó Anne Grethe Erlandsen, secretaria de Estado del departamento de Salud del Gobierno noruego.

¿Qué ocurre entonces si la madre es víctima de un delito contra la libertad sexual? «Si el feto es viable tiene derechos», aseguró al diario «Dagbladet». «Sólo si la madre está en peligro de muerte o el bebé puede sobrevivir, se autorizará el aborto después de 22 semanas completas. Si no es así, se debe continuar con la gestación hasta el final», añadió.

En realidad, la ley no ha cambiado. Lo que el Gobierno noruego ha hecho es restringirla de tal manera para que no pueda ser interpretada de otra forma. El detonante para esta nueva regulación se produjo en 2011. Las comadronas del hospital universitario de Oslo, el «Rigshospital», alertaron de que veían cómo se abortaban fetos vivos mientras en otra habitación luchaban por salvar la vida a prematuros de las mismas semanas. Un año después, la ex ministra de Sanidad y social-demócrata Anne Grethe Stram-Erichsen ordenó que una comisión de expertos estudiara la situación. ¿La conclusión? En abril de 2013, el informe dictaminaba que la ley del aborto debía de ser restringida.

Según explicó la secretaria de Estado, «existe un amplio consenso político» en el tema del aborto. Y es que tras las elecciones de septiembre de 2013, el Gobierno noruego está formado por una coalición minoritaria del «bloque azul» compuesta por el Partido Conservador y el Partido del Progreso, que cuentan además con el apoyo parlamentario del Partido Democristiano y el Liberal. Sin embargo, la propuesta de restringir la Ley del aborto viene del anterior gobierno de izquierdas –«bloque rojo»– que estaba formado por el Partido Socialdemócrata con el apoyo del Partido de Centro, el Partido Socialista y los «verdes».

Así, todos los partidos políticos están, en principio, de acuerdo con la regulación del aborto, especialmente los democristianos, que se sienten más que satisfechos. No en vano, para estos, el derecho a la vida es de suma importancia. «Creemos que beneficiará a toda la sociedad, tanto a profesionales de la medicina, como a los bebés y a las madres. Ahora se ha puesto un límite y ya no depende de que el médico deba tomar una decisión de forma individual», afirmó la democristiana Olaug Bollestad al diario noruego. «Yo soy enfermera y mis colegas, las comadronas, me dicen que hacen lo imposible por salvar a bebés prematuros de 23 semanas mientras en la habitación de al lado tienen que sacar a fetos viables y sanos de 22. Ahora las mujeres deberán tomar una elección. A partir de las 21 semanas y seis días, los niños tienen un derecho. No sólo la madre», añadió Bollestad.

El artículo primero de la ley afirma que, «en la medida de lo posible, la sociedad deberá asegurar las condiciones necesarias para que todos los niños tengan una infancia segura». Así, la sociedad «debe asegurarse de que todos los individuos reciban una orientación ética, educación sexual, conocimiento de las cuestiones de convivencia y la oferta de una planificación familiar para crear una postura responsable a estas cuestiones, de tal manera que el número de abortos sea el más bajo posible».

Así, una mujer mayor de 16 años y en plenas facultades mentales puede y debe tomar ella misma la decisión de abortar antes de las 12 semanas de gestación, pero sólo después de recibir información, consejo y ayuda sobre la interrupción del embarazo. La mujer tiene derecho a recibir consejo profesional para tomar la decisión definitiva.

Tras las 12 semanas, el aborto sólo podrá ser autorizado por un comité de médicos en los siguientes supuestos: que el periodo de gestación, parto o cuidado del niño puedan suponer una carga para la salud física o psíquica de la mujer; que el parto o cuidado del niño pueda llevar a la mujer a una situación muy difícil para desarrollar su vida; cuando existe el peligro de que el niño sufra una grave enfermedad por herencia genética u otros daños producidos durante la gestación; que la mujer quedase embarazada debido a incesto o violación, y que la mujer esté mentalmente enferma.

El embarazo no podrá ser interrumpido después de la semana 18 a no ser que existan razones de mucho peso, como el estado de salud físico o psíquico de la mujer o que fuera víctima de un incesto o violación, lo que, hasta ahora, podría también dar el derecho a abortar después de la semana 22. Sin embargo, la ley afirma también que no se autorizará el aborto en el caso de que existan razones para creer que el feto es viable.

Las similitudes entre las leyes de ambos paises

España

- En las 12 primeras semanas.

–Según el anteproyecto de ley presentado el pasado 20 de diciembre, las mujeres podrán abortar cuando el embarazo sea consecuencia de una violación.

- Hasta la semana 22

–La gestante podrá interrumpir su embarazo si existe grave peligro para su vida o para su salud física y psíquica. Para ello, deberá contar con un informe firmado por dos médicos independientes del centro donde se practique el aborto. Por otro lado, si el daño psicológico está derivado de la detección de una anomalía fetal incompatible con la vida, la mujer tendrá que presentar un informe sobre la patología del feto y otro sobre su estado psíquico.

- A partir de la semana 22

–La gestante podrá abortar si existe un peligro vital para ella y no se puede evitar con la inducción al parto. Del mismo modo, podrá interrumpir su embarazo si existe una anomalía fetal incompatible con la vida que no se había detectado previamente en ese plazo con un diagnóstico certero.

- ¿Qué ocurre en el caso de las menores?

–En el caso de las menores de 16 años, deberán contar con el permiso paterno, pues la primacía corresponde a los progenitores. Si tienen entre 16 y 18 años, no tendrán por qué contar con dicha autorización. En el caso de que exista discrepancia entre ambas partes, se producirá una intervención judicial. En todo caso, el juez atenderá principalmente al consentimiento manifestado por los padres o el tutor.

Noruega

- En las 12 primeras semanas

–La mujer puede abortar libremente, si bien es cierto que el comité médico encargado de supervisar el caso hará todo lo posible para evitarlo. Así, recibirá información, consejo y ayuda en relación a la interrupción de su embarazo.

- A partir de las 12 y hasta las 18 semanas

–La gestante podrá interrumpir su embarazo si el periodo de gestación, el parto y el cuidado del niño pueden suponer una carga para su salud física o psíquica; cuando exista el peligro de que el niño sufra una grave enfermedad por herencia genética; cuando la mujer se quede embarazada debido a incesto, violación u otra actividad punible, y cuando la madre esté mentalmente enferma. A medida que se acerque la semana 18, los requisitos que exija el comité para dar el visto bueno al aborto se irán haciendo progresivamente más estrictos.

- ¿Qué sucede entre las 18 y las 22 semanas?

–Sólo podría seguirse adelante con el aborto si existieran razones de muchísimo peso, como una violación o un incesto. Sin embargo, la ley dice que, en el caso de existir razones para creer que el feto es viable, no se autorizará el aborto.

- A partir de la semana 22

–Sólo se llevará a cabo si la madre corre peligro de muerte. Supone uno de los puntos novedosos de la nueva legislación.

- ¿Qué ocurre en el caso de las menores?

–Las mayores de 16 años pueden abortar durante las primeras doce semanas.

El detalle

La legislación en Europa

Alemania

Se permite abortar hasta las 12 semanas dependiendo del territorio.

Polonia

Sólo hasta las 12 semanas si supone un riesgo para la mujer.

Irlanda

Una de las últimas leyes europeas. Sólo se permite si la madre corre peligro.

Italia

Hasta los 90 días. También se exige a las menores permiso paterno para abortar.

Como el anteproyecto español, Noruega prohíbe abortar pasada la semana 22 y reconoce los derechos del feto
Como el anteproyecto español, Noruega prohíbe abortar pasada la semana 22 y reconoce los derechos del feto
  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs