MENÚ
lunes 11 diciembre 2017
04:45
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Quiero mi L

Miles de jóvenes no han podido sacarse el carné por la huelga de examinadores. Tráfico ofrece 100 nuevas plazas, treinta de ellas para militares.

  • Dos alumnas de la autoescuela Futuro. Una de ellas no pudo examinarse en la DGT por un día de huelga
    Dos alumnas de la autoescuela Futuro. Una de ellas no pudo examinarse en la DGT por un día de huelga
Xelena Niedbala. 

Tiempo de lectura 5 min.

18 de julio de 2017. 23:55h

Comentada
Xelena Niedbala.  18/7/2017

La situación se está haciendo insostenible». De esta manera están viviendo los dueños de autoescuelas la huelga de examinadores de tráfico que amenaza con convertirse en indefinida en septiembre si no se solventa antes.

El director de la Dirección General de Tráfico, Gregorio Serrano, esclareció ayer en el Congreso las medidas que desde este organismo llevarán a cabo para acabar con una situación que hace mella en miles de personas. Serrano quiso dejar claro los dos ejes en torno a los que ha girado la huelga iniciada el pasado junio: la creación de una nueva escala profesional para el colectivo y un incremento salarial.

Con los documentos sobre el acuerdo firmado en octubre de 2015 a causa de la huelga de examinadores ese mismo año, Serrano negó el incumplimiento del que se acusa a la DGT sobre el aumento de los salarios de estos funcionarios. «Lo que se dijo fue que la Dirección asumiría el compromiso de elevar la petición al ministerio correspondiente, dado que la aprobación de cierta medida se sale de nuestras competencias», precisó Serrano, que explicó que este dinero decidió invertirse en la creación de más funcionarios.

Para el PSOE, este problema estaría solventado con menos de tres millones de euros y no es ejecutado por «la falta de voluntad política del Gobierno», tal y como declaró ayer Pablo Bellido, portavoz socialista de Seguridad Vial.

De acuerdo a la creación de una escala específica del colectivo de examinadores, Serrano incidió en que la opción más justa es crear una especialidad que no menosprecie al resto de colectivos que también forman parte del grupo de funcionarios de la DGT. Esta especialización consistirá, entre otras cosas, en la creación de 435 plazas de promoción interna y otras 70 de libre acceso. Además, se facilitará una serie de ayudas a la formación para aquellos que deseen promocionar. Serrano adelantó que habrá 998 examinadores de tráfico en plantilla a finales de 2018, lo que supone más de 200 nuevos examinadores respecto al número actual. Una cifra a la que hay que restar las posibles jubilaciones que tengan lugar durante este periodo, y que oscilarán entre 20 y 35 para este año y entre 20 y 30 para el que viene. Es decir, que la cifra real de nuevas plazas oscilará entre 863 y 888 examinadores. Además, tal y como ya avanzó LA RAZÓN, el director de la DGT confirmó la convocatoria de 100 nuevas plazas de examinadores que ocupará personal del Ministerio de Defensa que supere los 45 años tras un programa de preparación de 11 meses.Tras detallar cada punto del acuerdo al que llegaron la DGT y los examinadores en 2015, Serrano negó que se hayan perdido en los paros de este año 150.000 exámenes. « La realidad es queno se han llevado a cabo 65.000 exámenes prácticos».

La voz desconsolada de los dueños de autoescuelas como Juan Carlos García aseguran que las pérdidas de dinero superan el 50%, tanto por gastos administrativos como por la reducción de clases que solicitan los alumnos al no tener la certeza de que podrán examinarse y que pierden calidad en su proceso de aprendizaje. «Hemos pedido préstamos, las autoescuelas cierran y nuestros trabajadores no pueden cobrar a tiempo», sentencia Juan Carlos. Por otro lado están los alumnos que están a la espera de conseguir su ansiada L.

La situación se está haciendo insostenible». De esta manera están viviendo los dueños de autoescuelas la huelga de examinadores de tráfico que amenaza con convertirse en indefinida en septiembre si no se solventa antes.

El director de la Dirección General de Tráfico, Gregorio Serrano, esclareció ayer en el Congreso las medidas que desde este organismo llevarán a cabo para acabar con una situación que hace mella en miles de personas. Serrano quiso dejar claro los dos ejes en torno a los que ha girado la huelga iniciada el pasado junio: la creación de una nueva escala profesional para el colectivo y un incremento salarial.

Con los documentos sobre el acuerdo firmado en octubre de 2015 a causa de la huelga de examinadores ese mismo año, Serrano negó el incumplimiento del que se acusa a la DGT sobre el aumento de los salarios de estos funcionarios. «Lo que se dijo fue que la Dirección asumiría el compromiso de elevar la petición al ministerio correspondiente, dado que la aprobación de cierta medida se sale de nuestras competencias», precisó Serrano, que explicó que este dinero decidió invertirse en la creación de más funcionarios.

Para el PSOE, este problema estaría solventado con menos de tres millones de euros y no es ejecutado por «la falta de voluntad política del Gobierno», tal y como declaró ayer Pablo Bellido, portavoz socialista de Seguridad Vial.

De acuerdo a la creación de una escala específica del colectivo de examinadores, Serrano incidió en que la opción más justa es crear una especialidad que no menosprecie al resto de colectivos que también forman parte del grupo de funcionarios de la DGT. Esta especialización consistirá, entre otras cosas, en la creación de 435 plazas de promoción interna y otras 70 de libre acceso. Además, se facilitará una serie de ayudas a la formación para aquellos que deseen promocionar. Serrano adelantó que habrá 998 examinadores de tráfico en plantilla a finales de 2018, lo que supone más de 200 nuevos examinadores respecto al número actual. Una cifra a la que hay que restar las posibles jubilaciones que tengan lugar durante este periodo, y que oscilarán entre 20 y 35 para este año y entre 20 y 30 para el que viene. Es decir, que la cifra real de nuevas plazas oscilará entre 863 y 888 examinadores. Además, tal y como ya avanzó LA RAZÓN, el director de la DGT confirmó la convocatoria de 100 nuevas plazas de examinadores que ocupará personal del Ministerio de Defensa que supere los 45 años tras un programa de preparación de 11 meses.Tras detallar cada punto del acuerdo al que llegaron la DGT y los examinadores en 2015, Serrano negó que se hayan perdido en los paros de este año 150.000 exámenes. « La realidad es queno se han llevado a cabo 65.000 exámenes prácticos».

La voz desconsolada de los dueños de autoescuelas como Juan Carlos García aseguran que las pérdidas de dinero superan el 50%, tanto por gastos administrativos como por la reducción de clases que solicitan los alumnos al no tener la certeza de que podrán examinarse y que pierden calidad en su proceso de aprendizaje. «Hemos pedido préstamos, las autoescuelas cierran y nuestros trabajadores no pueden cobrar a tiempo», sentencia Juan Carlos. Por otro lado están los alumnos que están a la espera de conseguir su ansiada L.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs