lunes, 05 diciembre 2016
01:47
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Sociedad / Seguridad Vial

¿Sabe utilizar correctamente las seis luces distintas del coche?

  • La DGT aclara qué luces deben accionarse en caso de niebla, lluvia, humo o, incluso, nubes de polvo

¿Sabe utilizar correctamente las seis luces distintas del coche?

Con la llegada del mal tiempo, las lluvias, la niebla, aumenta el riesgo de accidentes en la carretera. Una de las claves, además del mantenimiento del vehículo, es el correcto uso de las señalizaciones y, sobre todo de las luces. Lo importante conducir con precaución y una de las pautas que muchos conductores olvidan es el uso correcto de las luces, no sólo para tener mejor visibilidad en condiciones atmosféricas adversas, sino para que ser visible para los demás vehículos.

Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado un tuit en el que recuerada un artículo de su revista en el que explicaba qué tipo de luz se debe utilizar en cada momento. En primer lugar, contesta a una de las grandes dudas: ¿Cuándo encenderlas?. La DGT indica que hay seis tipos de luces y las divide en dos categorías. Las luces para ver y las que se utilizan para ser vistos. Entre las primeras, están las luces de cruce (las popularmente conocidas como "cortas") que deben accionarse siempre que se circule de noche y en cualquier tipo de vía. Si el traslado se produce de día, hay que encenderlas en todas las vías en el caso de que exista niebla, mucha lluvia, nevadas o nubes de polvo o humo.

Las luces de carretera ("largas"), sólo se emplearán en carreteras insuficientemente iluminadas, nunca en poblado. Es decir, cuando no se lea una matrícula a una distancia de 10 metros o un vehículo oscuro a 50 metros, y se circule a una velocidad superior a los 40 kilómetros hora.

La tercera luz para ser visto es la antiniebla delantera, que deberá accionarse de día o de noche, con niebla abundante, nevadas o nubes de polvo. Además, deberán utilizarse en vías de menos de 6,5 metros de ancho con curvas señalizadas.

Entre las luces para ser vistos, una de las más importantes es la de marcha atrás porque advierte a conductores y peatones que el coche circula hacia atrás. Además, se ilumina la parte trasera de vehículo para ser más visible. Esta luz no hay que accionarla porque se activa inmediatamente al engranar la marcha. Las luces de posición acompañan siempre a las luces cortas, largas y antiniebla e indican la posición y anchura del vehículo.

Por último, la luz antiniebla trasera sólo debe encenderse en condiciones especialmente desfavorables con niebla densa, lluvia o nevada intensa. Son una o dos luces rojas más intensas, situadas en la parte trasera para evitar alcances.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs