lunes, 20 febrero 2017
04:26
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Una vez más nadie hizo nada por defender a la niña de Mallorca. Tampoco nadie hace nada por los miles de niños y niñas que, a diario, sufren el acoso y la violencia escolar a manos de otros compañeros en el colegio. Uno de cada cuatro alumnos españoles están en este riesgo. A pesar de ello y de manera masiva, los centros escolares, la Inspección y las consejerías de Educación siguen manteniendo en España una actitud reactiva, cuando no directamente negacionista del «bullying». Ello suele abocar a las familias que piden protección para sus hijos victimizados a otro tipo de calvario inenarrable.

¿Cuántas veces es necesario agredir a un niño para que sea considerado como acoso y violencia escolar? ¿Es verdad que no puede prevenirse? ¿Es cierto que no se puede proteger a los niños del acoso y la violencia escolar en los centros educativos? Rotundamente, NO.

Es imprescindible pasar de ser reactivos a ser proactivos y apostar de una vez por la prevención del acoso escolar y la tolerancia cero. La única forma de llegar a tiempo es medir preventivamente y estar adecuadamente capacitados y formados para saber qué hay que hacer para contener las primeras manifestaciones del «bullying». Desde 2005 muchos centros educativos pioneros en la prevención del bullying aplican en España el Programa AVE de Prevención del Acoso y la Violencia Escolar (www.acosoescolar.com). Ha acreditado reducir en más del 90 % la violencia escolar en los centros públicos y privados en los que se ha aplicado.

El Programa AVE implica a los alumnos con el desarrollo de un Protocolo de Buen Trato que ellos definen en cada clase con la ayuda de un facilitador entrenado y con el que se comprometen como individuos y como grupo, firmándolo junto al Director del centro escolar. Ese compromiso convierte al grupo en el primer garante y defensor de la posible víctima. Solamente cuando revertimos el mimetismo grupal a favor de la víctima se pueden resolver con éxito los problemas de acoso. El programa AVE incorpora además la obligatoriedad de medir preventivamente los posibles casos, identificando de manera proactiva cada trimestre mediante un test las primeras manifestaciones del acoso escolar. Sólo sabiendo en qué aulas se empiezan a producir víctimas podemos aplicar a tiempo un procedimiento de actuación.

*Iñaki Piñuel es Dr en Psicología y experto en acoso escolar. Dirige el Instituto Iñaki Piñuel y es autor del libro «Cómo prevenir el Acoso Escolar en los centros educativos»

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs