lunes, 05 diciembre 2016
23:58
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Sociedad / Violencia de género

Secuestra a su ex mujer y le echa pegamento y líquido abrasivo en la vagina

  • La víctima denunció que dos personas la introdujeron en un coche, la agredieron y la abandonaron cerca de su casa

Los hechos se produjeron en la localidad leonesa de Bembibre
Los hechos se produjeron en la localidad leonesa de Bembibre
Google Maps

Efectivos de la Guardia Civil investigan la denuncia presentada en Bembibre (León) por una mujer contra su expareja en la madrugada de este martes por un presunto secuestro y arrojarle líquido abrasivo en la vagina. Los hechos denunciados por la víctima, de 36 años y vecina de Fabero (León), se produjeron esta noche, cuando "el agresor le echó un líquido que le quemaba en su zona íntima, a parte de pegamento", ha explicado la abogada de la víctima, según publica el diario digital leonoticias.com, que ha señalado que el presunto agresor salió de prisión, donde ingresó tras quebrantar una orden de alejamiento.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han confirmado a Europa Press que se investigan los hechos tras la interposición de la denuncia y que la Guardia Civil lleva a cabo las pesquisas necesarias, aunque por el momento no se ha practicado detención alguna.

Según el relato de la letrada, la víctima se disponía a salir de su casa a las 23:00 horas de este lunes para pasear a su perro, pero mientras se preparaba para ello "la cogieron entre dos personas y la metieron en un coche". Aunque pudo reconocer a su expareja no pudo aportar datos sobre el otro agresor, ha indicado la abogada.

Esteban ha señalado que la víctima fue sometía a abusos y vejaciones que le provocaron un "miedo indescriptible", tras lo que la abandonó cerca de una casa. Sobre las 4.00 horas de este martes, la víctima ha presentado la denuncia tras recibir los primeros auxilios.

Entradas y salidas de prisión

La abogada, según el citado diario, ha recordado que el presunto agresor ha estado implicado en múltiples detenciones y entradas en prisión por denuncias relacionadas con la violencia de género. La letrada ha asegurado que siente "impotencia y frustración" por el caso, ya que se repiten los acosos, y ha reprochado que no se proteja a su cliente. A su juicio, "existe un riesgo vital evidente" y ha afirmado que en cuanto sale de prisión, al cabo de dos días "le hace la vida imposible, le ha enviado cartas en las que la amenaza a ella y a su hijo, que es menor de edad y se ha colado en su domicilio", relató la letrada, que ha aseverado que "está esperando la oportunidad para matarla, a ella y al niño".

Ep

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs