martes, 19 septiembre 2017
12:00
Actualizado a las 
Ofrecido por:
Tecnología sub

En Estados Unidos

Crean la red local de fibra óptica más grande del mundo

  • En total, 265 edificios y 13.000 puertos informáticos están conectados a velocidades de 10 gigabits

Los Sandia National Laboratories de Estados Unidos, que trabajan para la Agencia de Seguridad Nuclear, han creado la red local de fibra óptica más grande del mundo, que da servicio a 265 edificios y 13.000 puertos informáticos. Consigue velocidades de 10 gigabits, y está previsto que ahorre unos 20 millones de dólares en cinco años en energía y en otros aspectos.

Los SNL están operados por una subsidiaria de Lockheed Martin Corporation, que trabaja para la Administración Nacional de Seguridad Nuclear del Departamento de Energía de EE UU.

La red, explica la nota de prensa de los SNL, reúne 265 edificios y 13.000 puertos de red informática y comunica con alta velocidad por primera vez algunas de las áreas técnicas más remotas de los laboratorios, informa Tendencias 21.

Está previsto que ahorre unos 20 millones de dólares en cinco años en energía y en otros aspectos, así como gracias a no tener que comprar equipos de sustitución. Sandia espera reducir los costes de energía en un 65 por ciento cuando la red está en pleno funcionamiento.

La fibra ofrece mucha más capacidad, es más segura y fiable y es menos cara de mantener y operar que la red tradicional con cables de cobre.

Una red óptica de área local (LAN) da a la gente servicios de teléfono, datos y vídeo utilizando cables de fibra óptica de algo más de un centímetro, hechos de 288 fibras individuales, en lugar de los cables de cobre convencionales de 10 centímetros. Los nuevos cables requieren mucho menos espacio.

La adopción de la fibra óptica

Sandia empezó a fijarse en la fibra óptica al principio del desarrollo de esta tecnología debido a que prometía un mayor ancho de banda -una mayor velocidad de comunicación- a distancias más largas.

Los laboratorios comenzaron la conversión de cobre en la década de 1980, primero instalando la entonces emergente fibra óptica en un solo edificio, en el que había velocidades de megabits. "Hoy estamos por delante de eso. Estamos a niveles de 10 gigabits, y buscando llegar a los 100", explica Steve Gossage, ingeniero en jefe.

Después de años de planificación, Sandia completó un plan formal de red a finales de 2008 y buscaron ofertas competitivas al año siguiente. Sandia selección a Tellabs de Naperville (Illinois), como el proveedor de equipos para la red, y Gossage y sus compañeros al mismo tiempo comenzaron a impulsar el despliegue de la infraestructura de fibra y establecieron un laboratorio de pruebas para validar el rendimiento de las configuraciones de los equipos y varias funciones de red.

La tecnología comenzó a adaptarse a los equipos de escritorio en 2011, y para finales de 2012, Sandia ya había convertido más del 90 por ciento de cable de cobre voluminoso en una LAN de fibra óptica.

Cobre frente a fibra óptica

Sandia, que gastará cerca de 15 millones de dólares en el proyecto, necesita una capacidad de computación excelente para los problemas que aborda, como parte de su apoyo al trabajo de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear.

"Si se trata de un problema de ciencia de los materiales o del modelado de un evento, necesitamos una gran cantidad de datos y mucha capacidad de procesamiento", explica Gossage.

"Tenemos que ser capaces de verlo, tenemos que ser capaces de juntar los equipos. Este es un gran laboratorio, completamente repleto de científicos e ingenieros y laboratorios de pruebas. Los problemas no son pequeños y no son fáciles ".

Los edificios con cobre convencional LAN cuentan con redes separadas para teléfonos, ordenadores, seguridad inalámbrica, y así sucesivamente. La fibra óptica pone todo en un solo cable de red.

Esto elimina una gran cantidad de energía que consumen los conmutadores y enrutadores de la red y lo hace más sencillo de manejar y más barato de instalar. Puesto que requiere menos espacio, los costes de energía y mantenimiento bajan.

Más información en Tendencias 21

Steve Gossage, ingeniero en jefe en Sandia National Laboratories, mira la fibra óptica. Imagen: Randy Montoya.
Steve Gossage, ingeniero en jefe en Sandia National Laboratories, mira la fibra óptica. Imagen: Randy Montoya.
Sandia Nartional Laboratories.
  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN