MENÚ
domingo 10 noviembre 2019
04:05
Actualizado

Todo lo que hay que saber para ganar en los juegos de azar

El libro «Un análisis comparativo de las posibilidades de ganar en los diferentes juegos de azar» desvela las apuestas más «seguras»

  • Jugar al rojo o al negro en la ruleta francesa, la apuesta más «segura»
    Jugar al rojo o al negro en la ruleta francesa, la apuesta más «segura»
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de junio de 2013. 13:27h

Comentada
Madrid. 11/6/2013

Todos los españoles soñamos con que les toca la lotería. Cada vez que acudimos a una administración de lotería, hacen una apuesta por internet o acuden a un salón de juego, lo hacemos con la esperanza de lograr un «pellizquito» que nos ayude a aguantar la crisis. La mayoría de las veces nos dejamos atrapar por los botes millonarios, pero no somos conscientes realmente de que las posibilidades de que nos toque no son los mismos en cada juego de azar. Para ayudarnos a ser más selectivos en nuestras apuestas, el profesor de Matemática Aplicada de la Universidad CEU San Pablo, Miguel Córdoba Bueno, analiza las probabilidad de ganar algo de dinero en los diferentes juegos en el libro «Un Análisis Comparativo de las posibilidades de ganar en los diferentes juegos de azar» (Editorial Dykinson), informa Ep.

Córdoba establece un ránking de juegos según la probabilidad de ganar según número de premios en cada juego, la cantidad que se reparte y la que se queda el Estado, en caso de los juegos públicos, entre otros puntos. «Las posibilidades de conseguir premios son muy diferentes según los distintos juegos, y en algunos casos, hasta nos sorprenderá lo difícil que es conseguir un premio "gordo"», señala.

Así, los jugadores con más posibilidades de sacar partido a su «inversión» son los asiduos a los casinos. El juego más rentable es la ruleta francesa, con un 49,96 por ciento de probabilidades de obtener premio si se juega al rojo o al negro. El segundo juego en el ránking es el vídeo póquer, con un 49,33 por ciento. Los dados figuran en tercer lugar, con un 49,29 por ciento, seguido por el póquer de dados (40,39 por ciento). Los aficionados a las máquinas tragaperras deben tener claro que sólo una de cada cinco monedas da premio, con una probabilidad del 18,32 por ciento.

En el caso de las loterías, los premios suelen ser más altos pero los porcentajes de éxito son más bajos. La opción con mayores probabilidades es la Lotería del Niño (7,81 por ciento), seguida por la Lotería Nacional (5,84 por ciento). La Lotería de Navidad, la de mayor tradición y ventas, sólo el 5,30 por ciento de los boletos resultan premiados. Otro de los grandes sorteos, por sus botes millonarios, es Lotería Primitiva y en este caso la posibilidad de obtener algún retorno del dinero invertido es del 1,86 por ciento. El final de la lista lo ocupan el Lototurf (1,20 por ciento) y el sorteo de la ONCE (1 por ciento).

«Hay mucho interés en saber lo que representa el juego para el jugador, es decir, cuáles son las posibilidades de ganar y cuál la expectativa de beneficio o pérdida que tiene uno cuando juega. La cuantificación de estas cifras es en muchos casos silenciada por el organizador del juego, ya que podría ser disuasoria para los potenciales clientes», explica el autor.

El libro también destaca la «ventaja» que tiene el casino o el Estado sobre el jugador cuando organiza loterías o apuestas. Esta ventaja es casi inversamente proporcional a la probabilidad de obtener algo. Así, la ventaja del organizador en la ruleta cuando se apuesta a rojo o negro es del 0,073% y la del vídeo póquer del 0,67%, mientras que en el cupón de la ONCE, la Primitiva o el Lototurf llega al 45 por ciento.

«La lotería es algo maravilloso, tal y como nos decía Thomas Jefferson, tercer presidente de los Estados Unidos. Hace recaer los impuestos sólo en aquellos que desean pagarlos de buena gana», ironiza el profesor de Matemática Aplicada de la Universidad CEU San Pablo.

En este sentido, el experto señala que las loterías y quinielas tienen unos beneficios «muy importantes» para el Estado. «Antes de que se inicie el juego, el Estado retira entre el 30 y el 45 por ciento de lo recaudado, por lo que las probabilidades de ganar algo son muy escasas para los jugadores, y van desde el 1 por ciento del cupón de la ONCE hasta el 7,8 por ciento de la Lotería del Niño, que es la mejor lotería. Sin embargo, son los juegos más populares porque el acceso a los mismos es muy simple. No todo el mundo se acerca al casino a jugar», indica.

Al margen de la probabilidad que tengan unos u otros juegos, hay que recordar que lo ingresado por el Estado a través de Loterías o lo que obtiene la ONCE revierte en cierta manera en la sociedad mediante las obras sociales que estas entidades financian.

Últimas noticias