Aislarse del ruido... sin usar cascos

Un nuevo sistema en el que han participado investigadores españoles controla los ruidos del entorno sin necesidad de ponerse auriculares

  • Cristian Antoñanzas, uno de los creadores del nuevo sistema anti ruidos
    Cristian Antoñanzas, uno de los creadores del nuevo sistema anti ruidos
Ernesto Villar Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2017. 15:49h

Comentada

Investigadores de la Universitat Politècnica de València y de la Universidad de Lovaina han diseñado un prototipo que permite eliminar los ruidos que escuchan los pasajeros de un avión, o un tren o un automóvil sin necesidad de ponerse unos cascos.

El invento, que se enmarca dentro del proyecto europeo D-NOISE, permite, según explican sus creadores, controlar determinados ruidos de baja frecuencia que resultan especialmente molestos por ejemplo cuando se quiere dormir. “Sin necesidad de utilizar auriculares, el usuario puede aislarse de estos ruidos y disfrutar de unas condiciones acústicas óptimas en su entorno", afirma Alberto González, investigador del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM) de la UPV.

Por el momento, los investigadores han hecho las primeras pruebas del sistema de control acústico distribuido con asientos de un coche comercial. El prototipo está compuesto por dos asientos de coche y por dos nodos acústicos. Cada nodo está formado por dos micrófonos situados cerca de los oídos del usuario y dos altavoces colocados en ambos lados de los reposacabezas. Desde una tableta, cada usuario puede activar el sistema de control y generar el campo sonoro deseado a su alrededor, ecualizando el ruido a su gusto e incluso cancelándolo, según detalla la UPV en un comunicado.

"De este modo es posible eliminar o al menos minimizar los ruidos de baja frecuencia. Cada nodo genera a través de sus altavoces una señal con la misma amplitud, pero con fase opuesta al ruido que se quiere cancelar para intentar reducir el nivel sonoro cerca de los oídos del usuario. Esta sería la principal aplicación, pero también podría utilizarse para el efecto contrario: imaginemos que quiero simular el sonido del motor de un Ferrari en mi coche; este sistema permitiría conseguirlo", añade Laura Fuster, investigadora también del iTEAM-UPV.

Las principales ventajas del prototipo son su flexibilidad, versatilidad y escalabilidad, además de que permite que

El sistema es altamente personalizable, ya que permite que cada usuario pueda ecualizar el ruido percibido de acuerdo a sus necesidades.

"El sistema de control de ruido puede funcionar en un asiento individual, pero lo más novedoso de este proyecto es que funciona también cuando colocas otro asiento al lado. Los nodos procesan la información captada por los micrófonos de manera individual y colaboran entre sí intercambiándose información a través de la red para minimizar los efectos del acople acústico. De este modo, un usuario puede crear una zona personal de escucha a su alrededor mientras otro usuario, sentado a su lado, puede crear otra zona de escucha totalmente diferente", explica Christian Antoñanzas, otro de los investigadores del iTEAM que participa en el proyecto.

Con ello, se puede asegurar simultáneamente el confort auditivo de diferentes usuarios expuestos a altos niveles de ruido. "Esto es radicalmente diferente de los actuales sistemas, en los que cada nodo tiene como objetivo asegurar el confort auditivo de cada pasajero a nivel individual sin colaborar entre sí, causando inestabilidades y disyunciones", concluye Alberto González.

El trabajo desarrollado por los investigadores de la UPV y la Universidad de Lovaina ha sido seleccionado para la fase final del EU Innovator Radar Prize, en la categoría de Ciencia Excelente.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs