Crean robots que se intercambian partes a sí mismos

Además, pueden autorrepararse, eliminando o reemplazando las partes defectuosas

  • Tres robots autónomos con iluminación LED en diferentes colores
    Tres robots autónomos con iluminación LED en diferentes colores
Ernesto Villar Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

13 de septiembre de 2017. 07:24h

Comentada

Un grupo de investigadores de la Universidad Libre de Bruselas ha conseguido crear un nuevo tipo de robot con la inquietante y sorprendente capacidad de unirse, separarse o intercambiarse partes con otros semejantes sin perder en ningún momento sus funciones sensomotrices.

Estos robots, que además son capaces de repararse a sí mismos en caso de cualquier defecto, abre de par en par la puerta para que este tipo de ingenios pueda cambiar de aspecto y propiedades sin necesidad de la ayuda del hombre.

Los resultados del trabajo, publicados en la revista Nature Communications, demuestran que estos robots pueden adaptar sus cuerpos dividiéndose y uniéndose las veces que sea necesario hasta convertirse en otros aparatos independientes. Además, ellos mismos eligen funciones, tamaños y formas en función de la tarea que tengan que realizar o las características del entorno.

El ingeniero italianio Marco Dorigo, líder del trabajo, explica, en declaraciones a la agencia SINC, que “se trata de robots autónomos con sus propios sensores y actuadores, basados en el sistema operativo Linux, controlados por programas que hemos escrito. Estas máquinas han sido diseñadas y construidas como parte del proyecto europeo deFET Open Swarmanoid”.

Dentro de esta iniciativa, “habíamos logrado que estos robots se autoensamblaran y, una vez conectados, se movieran usando los principios de autoorganización", indica. "Ahora hemos mejorado la coordinación, añadiendo unsoftwarede intercambio (middleware), que permite a la máquina crear una especie de sistema nervioso”.

Hasta el momento, la mayoría de los autómatas estaban controlados por sistemas nerviosos robóticos en los que sensores y actuadores estaban conectados a una unidad central de procesamiento, pero con capacidades de flexibilidad muy limitadas. Ahora, los sistemas nerviosos robóticos también pueden dividirse y fusionarse para mantener el control del sistema. Estos robots pueden incluso eliminar o reemplazar las partes que no funcionan correctamente para arreglar cualquier anomalía.

Una de las aplicaciones prácticas para estos ingenios es el de la construcción, ya que los robots están preparados para la detección, elevación y movimiento de objetos, como es el caso de ladrillos.

“En el futuro, los robots podrían no necesitar ser diseñados y construidos para una función en particular, ya que este nuevo concepto permite producir autómatas cuya morfología se adapta a las necesidades cambiantes de las tareas”, concluye Dorigo.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs