• 1

Hawking alerta del peligro de la Inteligencia Artificial

La Web Summit de Lisboa abre con un llamamiento a prever los riesgos de la tecnología

  • El alcalde de Lisboa, Fernando Medina, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, inauguran la Web Summit
    El alcalde de Lisboa, Fernando Medina, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, inauguran la Web Summit / Reuters
Cynthia de Benito.  Lisboa.

Tiempo de lectura 4 min.

07 de noviembre de 2017. 06:52h

Comentada
Cynthia de Benito.  Lisboa. 7/11/2017

La Web Summit se inauguró este lunes oficialmente en Lisboa con un llamamiento general a prever y prevenir los efectos perniciosos del imparable avance de la tecnología, aspecto sobre el que advirtieron el secretario general de la ONU, António Guterres, y el científico Stephen Hawking.

La gala de apertura, en la que ejerció como maestro de ceremonias el responsable de este congreso tecnológico, Paddy Cosgrave, llenó el recinto del Altice Arena de la capital portuguesa, en el que resonaron dos temas principales: la Inteligencia Artificial (IA) y los peligros de la tecnología.

El más explícito fue precisamente un ponente no esperado, Stephen Hawking, quien intervino por sorpresa a través de un vídeo en el que sostuvo que revoluciones como la llegada de la IA pueden ser «lo mejor o lo peor» que le suceda «a la raza humana», aunque se confesó «optimista».

«Creo que podemos crear IA para el bien del mundo. Que puede funcionar en armonía con nosotros. Simplemente necesitamos ser conscientes de los peligros, identificarlos, aplicar la mejor actuación posible y prepararnos para sus consecuencias con bastante antelación», apuntó.

También lanzó una clara advertencia Guterres, al afirmar que, pese a que la globalización «es buena» porque ha mejorado la esperanza de vida y ha conseguido importantes avances, existen «daños colaterales», como el cambio climático y la creciente desigualdad.

«El cambio climático es la amenaza definitiva de nuestro tiempo», y el peligro de la desigualdad puede generar «discriminación, rabia, desestabilización y falta de confianza en las instituciones», alertó el responsable de Naciones Unidas.

Por eso, abogó por una «globalización justa», como las que consiguen las tecnologías y negocios «verdes», y pidió combinación de tecnologías que faciliten un crecimiento que «beneficie a todos».

«Mi llamamiento a quienes están en la Web Summit es empezar a discutir seriamente los impactos de esta revolución en la sociedad del mañana», concluyó.

Ante el auditorio, una pequeña muestra de las 60.000 personas que abordarán asuntos como éstos hasta el próximo jueves, incluso Cosgrave incidió en la importancia de reflexionar sobre el momento actual de desarrollo de la tecnología, que considera se encuentra «en un punto de inflexión».

«El impacto de la tecnología está solo comenzando, pero al mismo tiempo están pasando cosas que son muy, muy preocupantes», expuso para explicar por qué en esta edición se ha dado tanto espacio a discutir los problemas de la tecnología.

Una idea que también destacó en su intervención la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, quien comentó: «Vimos el potencial (de la tecnología), ahora vemos el miedo».

La apertura de la Web Summit concluyó con las intervenciones del primer ministro de Portugal, António Costa, y el alcalde de la ciudad, Fernando Medina.

La cita, considerada el evento tecnológico más importante de Europa, «no solo hace a Lisboa capital del emprendimiento, sino también del debate mundial, las esperanzas, los sueños y los retos que afrontamos», consideró Costa.

Lisboa «es el lugar natural para estas reuniones», ya que históricamente fue un sitio de encuentro, añadió Costa, quien animó a los asistentes a volver a Portugal después de congreso.

Por su parte, Medina entregó a Cosgrave un regalo, un astrolabio, símbolo, puntualizó, del empuje que movió a los históricos navegantes portugueses y que ahora puede guiar a los innovadores.

La Web Summit, por segundo año en Portugal tras salir de su Dublín natal, abre con las entradas agotadas y gran expectación ante la presencia de oradores tan diferentes como el expresidente francés François Hollande, el antiguo vicepresidente de EE.UU. Al Gore o el que fuera primer ministro griego Yorgos Papandreu.

También estarán, entre otros, el opositor ruso y excampeón de ajedrez Garry Kaspárov o la estrella de la televisión y antigua deportista estadounidense Caitlyn Jenner.

Además, vuelven compañías tan conocidas como Facebook, Tinder, Nintendo, Uber, Amazon, Renault, Lloyds e incluso IKEA, que conjugarán la tecnología con ámbitos tan diferentes como las relaciones personales, el ocio, el medioambiente o la seguridad de datos financieros.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs