• 1
Tecnología
Tecnología / 12/06/2017 02:47

HomePod: La nueva revolución musical de Apple

Juan Scaliter.  | .
Apple competirá con los altavoces inteligentes de Amazon Echo, controlados por Alexa
Apple competirá con los altavoces inteligentes de Amazon Echo, controlados por Alexa

Con las mismas palabras con las que Steve Jobs presentó el iPhone en 2007, «One last thing», Tim Cook se dirigió a los 5.000 asistentes a la Conferencia Mundial de Desarrolladores para dar la bienvenida a su último producto: HomePod, su altavoz inteligente. Este nuevo dispositivo tiene seis micrófonos que permiten controlarlo desde cualquier lugar de la habitación en la que se encuentre, aún cuando esté sonando la música. Viene equipado con Siri, a la cual hay que «despertar» diciéndole «Hey Siri». En su faceta exclusivamente musical el altavoz, anticipan, será capaz de producir un sonido similar al surround, aprenderá de nuestras preferencias ya sea de la música en la Nube o en el iPad o el iPhone. Y si alguien desea comprar dos, inmediatamente se reconocen entre sí y se adaptan para mejorar la experiencia de sonido. Pero al estar equipado con Siri y con el procesador A8 (el mismo del iPhone 6) hay otras características que elevan sus funciones a otro nivel. HomePod es capaz de reconocer su sitio en una habitación (sea el centro o una esquina) y adaptar el sonido para sacar el mejor partido. También reconoce la distribución de las personas que hay en el lugar para adaptarse.

Un algoritmo inteligente le capacita para generar, según su criterio, los mejores graves, agudos y bajos de cada canción (muy bueno para muchos pero poca independencia para quienes saben cómo les gusta escuchar determinada música). No sabemos si en los próximos meses (sale a la venta en Diciembre) el usuario tendrá la independencia para personalizar estas opciones. La presencia de Siri permite preguntarle quién es el vocalista de una canción. Se puede solicitar información del tiempo, tránsito, controlar diferentes funciones del hogar, enviar mensajes o escuchar las noticias. Un detalle es que han tenido en cuenta la seguridad y la privacidad de los usuarios. Por ejemplo, alguien desde fuera de casa no puede gritarle «Hey Siri, abre la puerta». Tampoco transmite ningún tipo de información a un dispositivo hasta reconocer a Siri en él y aún así, al enviar datos, lo hace de modo encriptado y de forma anónimo: cuando Apple recibe la información no sabe de quién proviene. Era bastante obvio que Apple necesitaba meterse en este mercado. El Amazon Echo y Google Home estaban adueñándose de un mercado en el que HomeKit y todos los dispositivos del hogar compatibles con la firma de la manzana, estaban quedando al margen. De hecho, Amazon ha sorprendido a todos y se ha hecho con un 70% del mercado en este sector. El director de marketing de Apple, Phil Schiller aseguraba que se trata de la combinación de varios dispositivos existentes pero que no sacrifica ni calidad de sonido ni inteligencia en su arquitectura. Es decir, hablamos de un movimiento en territorio firme, lo habitual en la empresa. Algo similar al iPod lanzado en 2001: reproductores MP3 ya existían, al igual que también se vendían smartphones con conectividad a la red antes del iPhone. ¿Qué aporta entonces de diferente HomePod? Apple asegura que lleva años trabajando en él y seguramente su funcionamiento mejorará mucho una vez que esté en la calle y los usuarios reclamen determinadas funciones. Y esa es una clave. Amazon ha trabajado mucho y ha creado una red de contactos muy amplia. Alexa, su asistente de voz, permite pedir una pizza, reservar un trayecto de Uber y jugar a un juego entre otros cientos de posibilidades que se van sumando casi a diario. Los contactos de Apple, tan celoso de su estilo, se irán viendo a medida que pase el tiempo. Por otro lado Siri, hasta ahora, siempre ha ido un poco por detrás de Alexa y Google en cuanto a inteligencia artificial, así que más le vale cambiar ciertas reglas de juego. Y allí entra la música, un territorio que Apple conoce muy bien, teniendo en cuenta su herencia de iTunes, el iPod y los 27 millones de suscriptores que ha conseguido en dos años su servicio de música en streaming Apple Music. Schiller aseguraba en la presentación que el HomePod revolucionará la música en el hogar igual que el iPod lo hizo en nuestros bolsillos. Pero por ahora hay muchas incógnitas si de verdad veremos un cambio de paradigma. Vamos por puntos.

HomePod cuesta casi el doble que Amazon Echo (350 contra 180) y por poco no triplica el precio de Google Home (unos 120 euros). El diseño, que algunos han equiparado con la urna funerario para parientes de Spiderman, no es algo preocupante: los fanáticos de Apple no criticarán estos detalles. Aunque sí es cierto que si llevan años trabajando en él y aspiran a que se convierta en el centro del hogar tecnológico, podrían haber profundizado un poco más ya que solo habrá modelos en blanco y gris oscuro (aún recuerdo el iMac G3 y sus atrevimiento con los colores). La realidad es que quedan muchas dudas. Será interesante saber si le podremos pedir a Siri que detecte automáticamente una canción si la estamos escuchando en la tele, si, como hace el Apple Watch con Shazam, se puede programar para guardar la lista de todas las que escuchamos. ¿Se podrá ecualizar a placer la música, al menos con una app incorporada en el teléfono? ¿Funcionarán los Air Pods con el HomePod? Pretender que va a revolucionar la música, como lo hizo iTunes o el iPod, es demasiado, a lo que sí puede apuntar es a cambiar por completo nuestro concepto de la inteligencia artificial.

 DESTACADOS
 TOSTADERO DE NOTICIAS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
LO + VISTO
BLOGOSFERA
ADEMÁS EN LA WEB