• 1
Tecnología
Tecnología / 19/03/2017 12:48

La tablet que todos quieren

Faltan apenas unos días para el lanzamiento de la ansiada Galaxy Tabs S3, la Surface Pro 4 sigue en el podio y el iPad Pro intenta recuperar terreno. Las probamos todas

Juan Scaliter.  | .
SAMSUNG GALAXY TABS S3
SAMSUNG GALAXY TABS S3

Un clásico de la canción romántica se preguntaba «cómo se pueden querer dos mujeres a la vez y no estar loco». Y así también van, perdidos, deseando novedades, los que se enamoraron primero del iPad Pro, luego de la Surface Pro 4 y ahora, corazón loco, están a punto de conocer a la tercera en discordia: la Galaxy Tab S3.

Si bien es cierto que el corazón tiene razones que la mente no entiende, el cerebro de estas tres tablets, la de Microsoft con su Intel Core i5-6300U, la de Apple con el A9x y el Qualcomm Snapdragon 820 de Samsung, tienen algunas diferencias fundamentales.

En lo que respecta a fuerza bruta, Intel está un paso por encima y, aunque en multitarea puede perder fuelle, (ya sabemos que Windows tiene un comportamiento contradictorio con su nombre al tratarse de «ventanas» abiertas), en gráficos son muy similares y la diferencia puede estar en su memoria: si Samsung apuesta por 4 GB de RAM y 32 de memoria interna y el iPad Pro (en su versión de 12,9”) también se suma con idénticas cifras (ambos tienen la opción de subir hasta 256 GB), el Surface Pro 4 viene, por defecto, con 8 GB de memoria RAM y 256 de memoria interna. Lo dicho, fuerza bruta.

Y ésta es precisamente un arma de doble filo. Si bien la tablet de Microsoft es la que más se acerca indudablemente a reemplazar un ordenador, carece, quizás por ello mismo, de ciertas características que las otras poseen. Samsung y Apple han creado con sus tablets versiones «anabolizadas» de sus respectivos smartphones con todo lo que ello implica: un diseño moderno, curvo, cámaras, lectores de huellas, micrófonos y altavoces de calidad extraordinaria.

Personalmente (y para juicios, valores, o colores), el diseño de Samsung es el más equilibrado, en cuanto a peso, tamaño, ergonomía, etc. Una pena que tanto ésta como el iPad Pro precisen de una funda para cuidar un poco su aspecto externo, es casi como vestir a la Venus del Milo.

Pero, al mismo tiempo, ambas fallan en un accesorio de vital importancia: el teclado.

El de la Surface Pro 4, mecánico para más datos, es con mucho el mejor: se siente «algo» al presionar las teclas, mientras que el de Samsung se queda a medio camino, cosa que el iPad Pro no ha logrado del todo y se cuelga la medalla de bronce. Por último, al tratarse de una tablet que quiere convertirse en el portátil del futuro, la Surface Pro 4 es mucho más elegante en cuanto a su disposición del teclado, pues viene en un todo en uno con la funda.

Otro accesorio que luce este triunvirato es el lápiz (llamado también Stylus, S Pen o iPencil, según el fabricante). Aquí, a nuestro criterio, Apple también se ha quedado rezagado. Microsoft muestra un estilo versátil con capacidad para cambiar sus puntas dependiendo del uso que se le quiera dar. También permite borrar con la parte trasera y tiene una sensibilidad de 1.024 niveles de presión algo que parece exagerado pero a la hora de pintar, traza o subrayar, se nota. Y hablando de nota, una a pie de página: buena medida la de incluir un borde plano en el lápiz para que no se deslice al dejarlo sobre la mesa. Tomen nota, a riesgo de redundancia.

Samsung, por su parte, es el único que ha incluido su lápiz (con imán para adherirlo a la parte trasera) en el paquete de venta y ha creado, junto a la clásica firma Staedtler, una versión inteligente.

Apple podría haber innovado gracias a una cualidad única: su iPencil tiene un conector Lightning, si éste no sólo sirviera para cargarlo y aparte de ser un pencil fuera un pen-drive (memoria externa), permitiría pasar trabajos de un dispositivo a otro en instantes. Y eso lo convertiría en único, deseable y diferenciado.

En cuanto a lo que entra por los ojos, es decir la pantalla, la Surface Pro 4 es la que menos destaca en este sentido. Y no porque sea mala su resolución, un poco por debajo del iPad Pro, sino porque al estar en el medio en cuanto a tamaño de pantalla se refiere (12,3 pulgadas contra 12,9 y 9,7 de la Galaxy Tab S3), una le gana por resolución directa y otra, la Galaxy tab S3, por proporcional. De hecho, ésta última es la primera tableta en el mundo que ofrece compatibilidad con contenido 4K.

Accesorios, sí, todas admiten altavoces, conectores, pero la única con un puerto USB 3.0 de tamaño completo es la Surface Pro 4. Otro aspecto interesante es que, imbuidos del espíritu Xbox, también permite conectar un mando de esta consola, sea con cable o wireless, una experiencia más intensa para los fanáticos de los juegos PC.

Ése no es el tema de todos modos. Bueno, la batería sí. En este aspecto la de la Galaxy Tab S3 destaca por encima de las demás. A la Surface Pro 4 tanta potencia le cuesta «demasiadas calorías» y el sistema de carga rápido de Samsung deja atrás al iPad Pro.

Pero como a veces quien decide es el poderoso caballero don dinero, hablemos en plata. La Surface Pro, hasta el 2 de abril se puede conseguir por 899 euros (con teclado y lápiz). La Galaxy Tab S3 se supone que pasará de los 650 euros (sin ninguno de sus accseorios) y el iPad Pro (versión 12,9 pulgadas) a partir de 899 euros, también calva de accesorios.

 DESTACADOS
 TOSTADERO DE NOTICIAS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
LO + VISTO
BLOGOSFERA
ADEMÁS EN LA WEB