• 1

Lo que no debes perderte del show de tecnología más importante del año

Ha comenzado el CES (Consumer Electronic Show), el espectáculo donde se presentan los «gadgets» que serán tendencia en 2017 y también aquellos que sólo podemos soñar.

  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
  • Image
Juan Scaliter. 

Tiempo de lectura 4 min.

08 de enero de 2017. 19:30h

Comentada
Juan Scaliter.  7/1/2017

Como cada año, a principios de enero, Las Vegas deja a un lado los casinos para apostar por la tecnología de vanguardia. Y, como cada año, hay dispositivos que sorprenden, que despiertan admiración, extrañeza y hasta sentimientos de «¿era necesario?». Un ejemplo de esto último es una autocaravana con su propio helipuerto... y helicóptero (interesados buscarla en Furion). O una cama que se adapta a la posición en la que estamos durmiendo, variando la firmeza. Allí está también el Hypersuit, un traje que se enlaza a las gafas de realidad virtual y nos hace creer que volamos o las botas Taclim, también para RV y que simulan el contacto con diferentes superficies y la sensación de pegar patadas a enemigos. No podían faltar los experimentos bizarros, como los pantalones Spinali, que se conectan al móvil y vibran en la cadera para indicarnos cómo llegar a nuestro destino.

El CES también presenta vehículos motorizados, como el autónomo desarrollado por Bosch y que detecta al conductor para adaptarse automáticamente a sus preferencias. Pero innovaciones que por utilidad, seguridad y, para qué negarlo, curiosidad, se llevan la palma.

Cuestión de tacto

Una de las grandes innovaciones de los ordenadores portátiles ha sido otorgarles una pantalla táctil, una cualidad que les da una mayor versatilidad. Pero no todas la tienen y el traspaso de información y archivos de un dispositivo «convencional» a otro con pantalla táctil no siempre es posible. Y más compleja es aún la conversión. Al menos lo era hasta ahora. Airbar es un gadget que se conecta al portátil a través de un puerto USB y, mediante una señal de luz, convierte a cualquier ordenador en uno con pantalla táctil. Y no, no es tan caro: menos de 60 euros.

Para fanáticos del juego

No podía ser de otro modo: si ocurre en Las Vegas, alguna relación con el juego tiene que tener. Y en este caso se trata de videojuegos. La compañía que está detrás de algunas de las innovaciones más interesantes es Razer, con dos proyectos. El primero de ellos es Valerie. Se trata de un ordenador portátil diseñado exclusivamente para los jugadores. Cuenta con una tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 1080, y tres pantallas 4K de 17 pulgadas. Para cargar con todo esto hay que llevar sus seis kilos a cuestas, pero algunos fanáticos estarán encantados de obtener, a cambio, una experiencia tan inmersiva. Y si de inmersión estamos hablando, Razer propone su proyecto Ariana. Básicamente es un proyector, pero decir esto es como afirmar que la realidad virtual son sólo unas gafas. Ariana se conecta al ordenador o la smart TV y, mediante su lente y sus sensores, mide la superficie del lugar y extiende toda la proyección para que veamos, a nivel cine, lo que antes ocurría sólo en la pantalla. Es como ampliar la televisión, en un instante, a un monitor de 200 pulgadas. O más.

Si es gratis no desconfíes

Gran parte del éxito de muchas empresas reside en aplicar la teoría de la maleta con ruedas: dos innovaciones u objetos que han existido siempre y se han unido para mejorar un producto. LiquidSky ha hecho esto mismo reuniendo en una aplicación a Spotify con la industria de los videojuegos. Tan sencillo como eso. Por «soportar» entre uno y cinco minutos de publicidad, es posible jugar un videojuego durante una hora casi en cualquier plataforma. Eventualmente habrá planes de pago, al igual que con Spotify, pero se trata de una idea que muchos catalogan como un quiebre en la industria del videojuego....mientras otros se quiebran la cabeza pensando: «¿Cómo no se me ocurrió antes?».

A las armas las carga el inalámbrico

Estamos en un bar, en un aeropuerto o un centro comercial. Lo más moderno respecto a carga de dispositivos que podemos esperar es que exista una central con cables y adaptadores para elevar el nivel de la batería. Y hacer una fila para esperar el turno. Así era hasta que llegó la empresa Energeous con su WattUp. La idea es sencilla. Se trata de una suerte de router que permite cargar varios (según la publicidad, hasta 10) dispositivos de forma inalámbrica y a una distancia de hasta 5 metros. Basta tener la aplicación en el móvil, tablet o mando a distancia para decidir cuándo, cómo y hasta qué nivel de carga. El modelo de WattUp más sofisticado y potente se puede ubicar en cafetería, hoteles o cualquier sitio público, mientras que hay modelos de hogar que se pueden controlar a distancia para decidir qué dispositivo cargar, siempre y cuando esté en su radio de alcance, los cinco metros antes mencionados.

Asistencia al piloto

Utilizando la misma tecnología que lleva el monociclo Uni-Cub, Honda ha presentado una motocicleta que no sólo es capaz de mantenerse en pie sin necesidad de caballete, sino que también asiste al piloto durante la conducción, advirtiéndole si el grado de inclinación es peligroso, teniendo en cuenta la superficie, la velocidad y las condiciones climáticas. Y eso no es todo, también es capaz de seguir al conductor, sin llevar a nadie encima, como si fuera una mascota. El ingenio tiene el objetivo de reducir la cantidad de accidentes de las motos, 27 veces más frecuentes que los de los coches.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs