• 1

Pulso en EEUU por la privacidad de internet

El Tribunal Supremo de aquel país acepta mediar en una importante batalla entre Microsoft y el Gobierno para acceder a correos electrónicos almacenados en servidores en el extranjero

  • Sede de Microsoft en Massachusetts
    Sede de Microsoft en Massachusetts / Reuters
S.T.  Washington.

Tiempo de lectura 4 min.

17 de octubre de 2017. 06:29h

Comentada
S.T.  Washington. 17/10/2017

El Tribunal Supremo de Estados Unidos aceptó este lunes mediar en una importante batalla entre Microsoft y el Gobierno estadounidense, quien quiere que las compañías tecnológicas le permitan acceder a correos electrónicos almacenados en servidores en el extranjero, informa Efe.

En una breve orden, emitida este lunes, los nueve jueces del Tribunal Supremo accedieron a celebrar una audiencia para estudiar el caso y, luego, emitir una decisión.

El caso se remonta a 2013, cuando fiscales de Estados Unidos pidieron a Microsoft unos correos electrónicos ligados a un caso de narcotráfico y que estaban almacenados en un servidor en Dublín (Irlanda).

La compañía se negó a entregar a los fiscales los documentos en Irlanda al considerar que eso implicaba la incautación de documentos internacionales y que, de producirse, otros Gobiernos del mundo podrían forzar a empresas tecnológicas de EEUU a transferirles información almacenada en territorio estadounidense.

De esa forma, Microsoft, que almacena datos en medio centenar de países, se convirtió en la primera compañía tecnológica de Estados Unidos que desafiaba una orden de registro que buscaba requisar datos fuera del país.

El caso llegó a los tribunales y, después de un fallo en contra en 2014, Microsoft consiguió el año pasado que el tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito, con sede en Nueva York, fallara a su favor al dictaminar que la compañía no estaba a obligada a entregar a Estados Unidos los datos que almacena en Irlanda.

En respuesta, el Gobierno del presidente de EEUU, Donald Trump, recurrió el fallo de ese tribunal de apelaciones y los jueces del Tribunal Supremo aceptaron el caso.

Tras la decisión de hoy, el presidente y principal asesor legal de Microsoft, Brad Smith, consideró que el Congreso de Estados Unidos debe intervenir porque las órdenes de registro no pueden seguir estando regidas por una ley aprobada en 1986, pues no contempla los desafíos de la era digital.

«Las leyes actuales se escribieron para la era del disquete, no para el mundo de la nube», dijo Smith en un mensaje en su blog oficial.

El caso ha captado una gran atención por parte de las compañías tecnológicas y también de los grupos defensores de la privacidad en Internet, que temen que una sentencia a favor del Gobierno pueda vulnerar los derechos de los internautas y obligarles a abandonar los servicios en Internet.

Frente a ello, el Gobierno de Estados Unidos, apoyado por una coalición con 33 de los 50 estados del país, afirma que el acceso a la información en el extranjero es vital para investigaciones criminales, incluidas aquellas que implican abusos sexuales a menores y asesinatos.

Es posible que la audiencia sobre este caso se celebre a principios de 2018, mientras que la sentencia se produciría como muy tarde a finales de junio de ese año. EFE

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs