• 1

Un internet de las cosas personal e intransferible

Bosch presenta su apuesta en cuatro campos -smart homes, smart cities, movilidad conectada e Industria 4.0- basada en la personalización de los nuevos dispositivos

  • Werner Struth, durante su presentación en CES 2017
    Werner Struth, durante su presentación en CES 2017 / Reuters
Ernesto Villar Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

05 de enero de 2017. 07:43h

Comentada
Ernesto Villar Madrid. 5/1/2017

Un ángel de la guarda que vela por usted. Así de ambiciosa es la metáfora que pretende definir la nueva era del internet de las cosas y de los utensilios inteligentes, y que la ha hecho suya una de las marcas líderes en este campo, Bosch, durante la presentación de sus nuevos productos en el CES 2017.

Un ángel de la guarda que, además, vela por usted y solo por usted. “La personalización es una tendencia creciente en el ámbito de la conectividad y nosotros estamos impulsando esta tendencia», manifestó Werner Struth, miembro del Consejo de Administración de Bosch, durante la conferencia de prensa que la compañía ofreció con motivo de la inauguración del CES 2017 en Las Vegas, y que recoge la propia empresa en un comunicado.

Bosch centra su apuesta en cuatro campos -smart homes, smart cities, movilidad conectada e Industria 4.0- y en el concepto de que la conectividad está llegando a la siguiente fase de desarrollo: «El mundo conectado se está haciendo emocional. Los dispositivos se están convirtiendo en compañeros inteligentes que hacen que la vida cotidiana sea más fácil y segura en el hogar, en la ciudad, en el automóvil y en el trabajo”. De hecho, según un estudio reciente, más del 60 por ciento de los encuestados cree que los asistentes inteligentes tienen sentido.

Bosch se ha fijado el objetivo de conectar en red el cien por cien de sus productos electrónicos y ofrecer un paquete de servicios conectados para cada producto. Para el año 2022, el mercado mundial de la movilidad conectada habrá crecido a un ritmo cercano al 25 por ciento anual. En pocos años, los coches se convertirán en una parte activa del IoT y serán capaces de comunicarse con otros modos de transporte, así como con la smart home, recuerda la compañía.

En el CES 2017, Bosch ha presentado, entre otras cosas, un nuevo “concept car” que muestra cómo las diferentes esferas de la vida se interconectarán en el futuro. «El vehículo jugará un papel central en la comunicación entre dominios», dijo Struth. La comunicación personalizada entre el coche y su conductor también se ampliará: nuevas funciones conectarán el automóvil con su entorno, con la casa inteligente y con el taller mecánico. Estas funciones permitirán una conducción altamente automatizada. «Bosch está trabajando diligentemente para asegurarse de que la movilidad y los servicios inteligentes se conviertan en uno», dijo Struth. «Si el coche está conectado a la smart home o a la smart city a través de la nube, se lograrán cuantiosos beneficios. Conectividad es convertir el coche en un asistente de cuatro ruedas”.

Además, el “concept car” de Bosch incluye una amplia gama de tecnologías innovadoras. Por ejemplo, en el momento en que el conductor se sienta al volante de su coche, la tecnología de reconocimiento facial ajustará el volante, los espejos retrovisores, la temperatura interior y la emisora de radio, según las preferencias individuales del conductor. El sistema se controla a través de una pantalla táctil y de un innovador sistema de control gestual, que se retroalimentan con el uso. Si el coche está altamente automatizado, los servicios basados en la nube permitirán la realización de videoconferencias, o permitirán a los conductores y pasajeros planificar sus viajes de fin de semana o ver los videos más recientes. Para el 2025, la conducción altamente automatizada ahorrará a un conductor promedio en Estados Unidos, Alemania o China casi 100 horas al año, según un reciente estudio encargado por Bosch.

Al comunicarse con su entorno, el coche también asume importantes tareas en la ciudad conectada. Por ejemplo, con el aparcamiento basado en la comunidad, el automóvil se está convirtiendo en un localizador de plazas de aparcamiento. Al conducir por la calle, el coche detecta las plazas libres. Un servicio basado en la nube utiliza estos datos para crear un mapa en tiempo real de los aparcamientos libres, ahorrando al conductor mucho tiempo y dinero, y ayudándole también a reducir el estrés.

Los asistentes del hogar

En el campo del hogar, el “Bosch smart home system” permite controlar los dispositivos conectados en casa a través de una única aplicación. Gracias al administrador de escenarios, la casa inteligente se está volviendo aún más intuitiva. Al salir de casa, ya no hay necesidad de comprobar si se ha apagado la calefacción, los dispositivos eléctricos o las luces. Esto hace que la vida sea más segura y cómoda. Al activar los diferente escenarios de la casa con el toque de un dedo, el administrador de escenarios realiza estas tareas rutinarias a través de la App Bosch smart home.

Asistentes inteligentes

Con la personalización de soluciones conectadas, las tecnologías y los servicios no sólo se adaptan a las necesidades individuales; Bosch también está desarrollando productos específicamente diseñados para servir como asistentes personales e, incluso, comunicarse con sus usuarios. Un ejemplo es «My kitchen elf» - o Mykie, en abreviatura. Bajo este concepto, BSH Hausgeräte GmbH ha entrado en el mundo de los asistentes personales. Mykie funciona con la voz del usuario. Le escucha, responde a sus preguntas, y ayuda en una serie de tareas diarias. Por ejemplo, Mykie sabe inmediatamente lo que hay en el interior del frigorífico, cuánto tiempo debe permanecer la tarta en el horno, o si el sol brillará por la tarde. Con el asistente Mykie conectado, el usuario puede controlar toda la gama de electrodomésticos Home Connect de Bosch. Mykie también puede reunir virtualmente a sus usuarios para que puedan cocinar juntos o intercambiar ideas sobre recetas.

Bosch start-up presenta un nuevo robot doméstico

Por último, Mayfield Robotics, la start-up apoyada por Robert Bosch Start-up GmbH (BOSP), se centra en el negocio del robot doméstico. La empresa se ha especializado en el desarrollo de robots para el hogar. En el CES 2017, ha presentado a Kuri, su primer robot comercial, que está programado para ser lanzado en Estados Unidos a finales de 2017. El robot tiene unos 50 centímetros de altura y está equipado con una serie de sensores. Se puede mover libremente por la habitación, tomando nota todo el tiempo de las rutas más cortas posibles. Kuri interactúa con los residentes y, por lo tanto, prácticamente forma parte de la familia. Por ejemplo, Kuri puede tocar música o informar a los padres que están en un atasco de tráfico que sus hijos han regresado a casa del colegio. Más de 30 ingenieros y diseñadores de robótica, que trabajan en la sede de la start-up en Redwood City, California, se benefician especialmente de la libertad creativa y la inspiración de la cultura emprendedora de Silicon Valley. «Para Bosch, las inversiones dirigidas a la creación de nuevas empresas son importantes, ya que nos permiten responder a las nuevas tendencias en una etapa temprana. Al hacerlo, estamos asegurando nuestro acceso a los desarrollos de la industria más rompedora», aseguró Struth.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs