MENÚ
domingo 22 octubre 2017
22:04
Actualizado
El Tiempo
  • 1

Gómez del Pilar gana posiciones en el desafío

  • Goméz del Pilar, ayer, en Las Ventas en el comienzo de faena de rodillas
    Goméz del Pilar, ayer, en Las Ventas en el comienzo de faena de rodillas

Tiempo de lectura 2 min.

17 de septiembre de 2017. 23:10h

Comentada

ETIQUETAS

Las Ventas (Madrid). Segundo desafío ganadero. Tres toros de Palha, 1, 3 y 5 y tres de Hoyo de la Gitana. El 1º, complicado, sin humillar y sin querer pasar, el 2º, protestón y sin entrega, el 3º, bravo en el caballo, manejable y a menos en la muleta, el 4º, complicado y orientado, el 5º, noble, de franca embestida y a menos, el 6º, manejable. Un cuarto de entrada. Rubén Pinar, de grana y oro, bajonazo, descabello (silencio); media

estocada (silencio).

Javier Cortés, de nazareno y oro, pincahzo, buena estocada (ovación); dos pinchazos, media, descabello (palmas).

Gómez del Pilar, de azul y oro, aviso, estocada buena (vuelta al ruedo); aviso, media (palmas).

«Asustado» no sabía con quién se las iba a ver. Era el tercer toro de la tarde en la tarde del desafío ganadero. Que no es cualquier cosa. Toro de Palha. «Asustado» salió de toriles para encontrarse frente a frente, tú a tú, con Gómez de Pilar en la misma puerta de toriles. No hay miedo. Ni dolor. Esa fue la leyenda que dejó toda la tarde el torero. Protagonizó buena suerte de varas el Palha. En tres ocasiones. De corrido fue la primera y derribó, pero estuvo un buen rato debajo del peto; en la distancia la segunda y cumplió, como en la siguiente de lejos. Se dejó después el astado. Y menos mal, porque Gómez del Pilar comenzó la faena de rodillas y cerrado en tablas. Esos terrenos no los había perdonado antes el toro. Tuvo nobleza el animal y se fue a menos en empuje y emoción. Valeroso el torero hasta hundir el acero al primer encuentro. Muy de verdad siempre. Se le pidió un trofeo pero tuvo que dar la vuelta. Se han dado por menos.

Tuvo buen son el sexto, con el fuste justo, no en los cánones de un desafío ganadero. Del Pilar aprovechó cada arrancada, manejable y a media altura, para dejar una faena de mucha armonía. Puso todo lo que tenía.

Tampoco le quedó nada a Javier Cortés, que se las vio con un señor de 650 kilos en segundo lugar de Hoyo de la Gitana. El «titanic» se quería quitar del medio el trapo, después, por suerte, sin demasiado empuje y la labor de Cortés caló porque tuvo una entrega descomunal. Como el animal no quería pasar, buscó todo con una verdad tremenda, muy cerca de los pitones, y cruzándose allá donde se encuentra el infierno a la vuelta de la esquina.

Creíamos que habría faena con el quinto y Cortés soltó la muñeca con la zurda y aquello voló. De haber toro... Toreo. Pero el astado tuvo buen son y eso lo mantuvo pero se vino a menos y al unísono las emociones. Serio.

Firme y muy de verdad Javier Cortés. Para volver. Rubén Pinar lo intentó con un primero que no humillaba nunca y le costaba pasar de Palha y abrevió con un cuarto complicado, orientado a la hora de la verdad. No tuvo opciones.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs